bancos alimentos

O Estado Español non aparece nos mapas da fame. O norte civilizado reflicte conxuntamente “América do Norte e Europa” nas estatísticas mundiais do informe SOFI coas que anualmente a FAO reconta as millóns de persoas que non se alimentan de modo adecuado.

Neste artigo de Juan Antonio Aguilera Mochón fai un análise crítico dos bancos de alimentos como resposta á grave situación na que vive gran parte da poboación:

En una crisis económica como la actual, cualquier cosa que alivie las necesidades básicas de tanta gente en apuros es bienvenida… siempre que no sirva para ahondar en la desigualdad, la explotación o la humillación.

Que la gente auxilie a quienes lo están pasando peor es digno de toda alabanza. En este aspecto, un aplauso a la generosidad de quienes se involucran de modo altruista en la organización de los Bancos de Alimentos, y de los particulares que trabajan en ellos o les donan productos y esfuerzo. Pero me temo que hay oportunistas que no pierden la ocasión para sacar tajada, y que quienes necesitan las ayudas pueden verse en situaciones poco dignas a la hora de recibirlas.