Renda Básica das iguais

POR LA RENTA BÁSICA: ¿QUÉ ES BALADRE?

Renta Básica das iguais - Dom, 15/03/2015 - 10:52

Simón Lindell, de Coordinación Baladre, explica lo que es esta red de actuación política y social descentralizada.

Hay otro video con una segunda intervención suya.

Este acto, con el nombre de "EL DERECHO A LA EXISTENCIA CIUDADANA. LA PROPUESTA DE LA RENTA BÁSICA" se celebró el 16 de junio de 2014 en el CAUM (Club de Amigos de la Unesco) de Madrid. Fue organizado por Asambleas Ciudadanas Somos Más con la participación del Movimiento contra el paro y la precariedad/ por la ILP por una Renta Básica.

Simón Lindell de Coordinación Baladre interviene por segunda vez en el acto celebrado el 16 de junio de 2014 en el CAUM de Madrid para contestar a las preguntas de las redes sociales: "¿Qué significaría la implantación de la Renta Básica a nivel territorial y en la vida cotidiana?" y "¿Qué es Baladre aparte aparte de la rosa y el laurel en sentido etimológico?".

Etiquetas:

Balance territorial de la campaña estatal de la ILP por la Renta Básica

Renta Básica das iguais - Mér, 11/03/2015 - 11:49

Diversos territorios han ido cerrando y haciendo balance de la campaña por la ILP por la RB. Recogemos aquí la de tres de estos territorios, Canarias, Malaga y País Valencià y Murcia.

Cierre ILP Renta Básica en el País Valencià y Murcia

El próximo 14 de marzo termina el proceso de recogida de firmas de la ILP por la Renta Básica. Ha sido un año intenso de contacto con las personas, a pie de calle, para debatir una propuesta que va mucho más allá de la ILP. Quizás no se hayan recogido las 500.000 firmas necesarias, el recuento final todavía no se ha llevado a cabo, pero aunque dicha cifra no se alcance no habrá sido un fracaso. El principal objetivo, pues eramos conscientes que aunque se consiguiera la cifra o se superara con creces nunca este parlamento la aprobaría, era abrir el debate ciudadano sobre la pobreza, la precariedad y la exclusión social,  y éste si se ha conseguido.

Centenares de charlas, en universidades, sindicatos y asociaciones, se han llevado a cabo, y miles de mesas de recogida de firmas en la calle, en las puertas de las oficinas de desempleo, en las universidades, en los mercados, en las plazas de pueblos y ciudades, han generado un debate sobre la necesidad de implantar la Renta Básica como medida para erradicar la pobreza y para cuestionar el empleo como medio para articular la sociedad.

El camino que nos queda para desmantelar los engranajes que sostienen este sistema de explotación y alienación (el sistema hetero-patriarcal-capitalista) es largo y sinuoso, pero la ILP ha permitido poner encima de la mesa sus contradicciones y plantear algunas de las alternativas necesarias para cambiarlo.

Por todo ello este año ha sido un punto de partida, más que un punto de llegada, para muchos colectivos. Ahora nos queda como planificar el trabajo que queda a partir del 14 de marzo, un trabajo que nos permita resistir los embates del sistema  y generar dinámicas que nos ayuden a superarlo.

En este sentido los colectivos que hemos trabajado durante todo este año la ILP en el País Valencià y la Región de Murcia nos juntaremos este sábado 7 de marzo en Parke Alkosa-Alfafar para evaluar el trabajo realizado y generar una coordinación que nos permita trabajar juntos más allá de la ILP. Nos juntaremos gentes de Murcia, Elx, Alacant, Villena, Ontinyent, Xàtiva, Carcaixent, Alfafar, Valencia, Quart, etc...

Balance ILP Renta Básica y Plataforma Malagueña

La Plataforma Malagueña por la Renta Básica lleva funcionando desde marzo de 2014. Surge a raíz del trabajo estatal preparatorio de la ILP (Iniciativa Legislativa Popular) por la Renta Básica. En Málaga nos unimos algunos grupos y personas a título particular intereadas en esta propuesta y empezamos a trabajar.

El primer paso fue iniciar la campaña de recogidas de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular en el mes de Junio, tras muchas trabas burocráticas de la Junta Electoral Central.

Cada grupo de la Plataforma ha organizado la recogida de firmas según sus posibilidades y disponibilidades, en general en las puertas de los INEMs, en el Salario Social o en las calles más céntricas de la ciudad, para poder hablar con la ciudadanía malagueña. Es en este contexto donde se han enmarcado actividades de denuncia social conjuntas, tales como: Mercado de esclavos (Denunciando la esclavitud del empleo asalariado)

Renta Básica, no bombas (Visualizando el gasto militar que podría ir a la Renta Básica)
Tenemos hambre de derechos. Con el tema de la caridad frente a los derechos
La emergencia no puede esperar. Que ponía de manifiesto los retrasos casi anuales en los pagos del salario social.

En esta plataforma, así como en la ILP estatal, entendemos por Renta Básica el derecho a recibir un ingreso económico universal, incondicional (se tenga empleo o no), individual y suficiente (645 euros). Por tanto en el estado español no hay ninguna Renta Básica en sentido estricto, lo que hay son Salarios Sociales, Rentas Mínimas de Inserción, Ingresos Mínimos de Solidaridad, etc., según cada comunidad autónoma. En concreto en el caso de Andalucía, se llama Ingreso Mínimo de Solidaridad y la ley que lo regula se ha elaborado de tal forma que excluye a varios miles de andaluces sin tener sus necesidades básicas cubiertas. Según datos de la propia Junta de 60.000 solicitudes sólo se aprobaron 30.000 en al año 2013. La ley no contempla plazos de resolución de la ayuda, con lo cual se dan casos que tarda hasta un año en resolver. Además contempla que si no hay suficiente  presupuesto se pueden denegar las solicitudes aunque reúnan los requisitos solicitados en la propia norma, etc.

Frente a esta ley asistencialista y muy limitada, y la propuesta de una ILP andaluza que está dando sus primeros pasos (que plantea una leve mejora de la ley andaluza), nosotras planteamos el Derecho a una Renta Básica para todas las personas. El proceso de la ILP estatal finaliza el 14 de Marzo, después de 12 meses hemos hablado con miles de malagueños de los cuales 5.000 han puesto su rúbrica para que esta propuesta sea una realidad urgente.  Con este acto en Málaga queremos finalizar campaña de recogida de firmas, pero no nuestra lucha por seguir reivindicando que tenemos derecho a una vida digna. Siendo Málaga una de las provincias donde más ha subido la tasa de personas desempleadas y con más de 13 millones de personas empobrecidas en el estado español nuestra lucha contra la injusta acumulación de la riqueza no puede haber hecho otra cosa que empezar. Continuaremos visualizando que la exclusión social en nuestra ciudad tiene un marcado rostro de mujer, seguiremos denunciando que desahucien nuestras vidas, y la propuesta se insertara dentro de las propuestas electorales de listas de confluencia que rompan con las lógicas del bipartidismo neoliberal.

Desde la plataforma lucharemos con rebeldía y alegría, por eso finalizamos la campaña y celebramos una nueva etapa del lucha con una comida comunitaria el día 14 de Marzo a las 13:00 en C/Madre de Dios,23.

Queda todas invitadas.

Nadie sin Nada. Para todas todo.
Renta Básica Ya! https://www.youtube.com/watch?v=mzwfeaHGacs

Síguenos en:
https://twitter.com/rentabasicamlg
http://rentabasicamalaga.blogspot.com.es/
https://www.facebook.com/plataformamalagaporlarenatabasica

3500 FIRMAS RECOGIDAS EN CANARIAS A FAVOR DE LA RENTA BÁSICA

Concluye en Canarias la campaña estatal de la Iniciativa Legislativa Popular estatal por la Renta Básica y lo celebramos con esta rueda de prensa simultánea en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, que es el principio de una serie de celebraciones y acciones a lo largo de esta semana.

El próximo 14 de marzo, final del plazo establecido legalmente, los colectivos, movimientos, asambleas y plataformas que han participado en todo el estado en la difusión y extensión de esta iniciativa harán entrega de los pliegos y firmas recabados en Madrid en la sede de la Junta Electoral Central en un acto abierto a toda la ciudadanía.

Desde Canarias por la Renta Básica de las Iguales y La Red Canaria por la Renta Básica hemos participado desde el comienzo en esta ILP, dejando muy claro que nuestro objetivo era, más allá que el de conseguir las firmas, el que nos sirviera de impulso para difundir la Renta Básica de las Iguales (RBis) en el entramado social de las islas y situar la propuesta en primera de línea de asuntos sociales a nivel político y social en Canarias.

Tras más de un año de trabajo, el resultado ha sido más que ilusionante, ya que hemos conseguido desarrollar lógicas de formación y debate con colectivos, organizaciones y personas de todos los ámbitos sociales y populares.

Hoy por hoy, la Renta Básica aparece enunciada en la mayoría de exigencias de la izquierda, tanto institucional como en la enmarcada en el movimiento social, como una herramienta anticapitalista que, junto con otras, pueda ser clave para un cambio sistémico y, por supuesto, como una propuesta práctica, técnica y económicamente viable, necesaria y urgente para combatir eficazmente la exclusión social, el desigual reparto de la riqueza y la pobreza de gran parte de la población de las islas. (Ver 2º Informe sobre la situación de los servicios sociales en Canarias)

Ha sido un año de reflexión y encuentros en Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, Gran Canaria y Tenerife que, enmarcado junto a la más de una década de luchas por la Renta Básica de las Iguales en las islas, viene a significar un punto y seguido en nuestras reivindicaciones, pero un salto significativo en el conocimiento popular y general de la herramienta.

Desde Canarias por la RBis y la Red Canaria por la Renta Básica seguiremos trabajando en el Archipiélago y denunciando que nuestra pobreza es producto de los privilegios de unas pocas personas y que el reparto de la riqueza que todas producimos es sólo cuestión de voluntad política.

CANARIAS POR LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES

Etiquetas:

2º informe de la situación de los servicios sociales en Canarias

Renta Básica das iguais - Ven, 27/02/2015 - 11:20

Presentación del 2º informe de la situación de los servicios sociales en Canarias: sin servicios sociales públicos no hay justicia sociales

Elaborado por la Comisión de Investigación del Colegio de Trabajo Social: David Henríquez, Kodobi Velasco, Carmen Déniz

Etiquetas:

Charla-Taller: La RBis y su perspectiva económica

Renta Básica das iguais - Mar, 24/02/2015 - 19:39

Sábado 28/02 10:30

Rojo y Negro Digital.- Desde CGT Alcázar, con la colaboración de Baladre, hemos organizado para este sábado 28 a las 10:30, una charla-taller sobre la renta básica de las iguales y su perspectiva económica, a cargo de José Iglesias Fernández.
CGT Sindicato Oficios Varios Alcázar

NOTA: Aunque entendemos la RBis más como una opción de lucha con carácter social, que permite el diálogo, el intercambio y sobre todo permite el sueño en un mundo completamente distinto, donde las personas viven en igualdad las unas con las otras... entendemos que en estos momentos en los que "la política" toma las herramientas para hacer su propia campaña, en los que tanto se habla y tan poco se sabe de la RBis, es necesario que Jose Iglesias nos hable de los aspectos económicos más polémicos, que nos ayuden a conocer y difundir la RBis como una de las herramientas más válidas para romper el sistema....¡os esperamos!

CGT Sindicato Oficios Varios Alcázar

Etiquetas:

Xornadas pola Renda Básica Universal

Renta Básica das iguais - Mar, 24/02/2015 - 19:30

Resume da xornada formativa. GUE/NGL. 14-15 de novembro. Teo-Compostela-Galiza.

Etiquetas:

Transformación desde lo local. Bajo la globalización, la idealización de lo local

Renta Básica das iguais - Mér, 11/02/2015 - 18:25

Óscar García Jurado. Rebelión. 05-10-2004.- La reestructuración del sistema iniciada en los años setenta ha traído consigo un proceso deglobalización de la actividad económica que se ha traducido en una creciente concentración del poder económico y político y de la riqueza a escala mundial. Al igual que en el espacio social, se ha construido un espacio territorial segmentado, con un grupo de territorios privilegiados e hiperactivos por un lado, y una mayoría en situación precaria y/o excluida por otro.

En estos procesos juegan un papel trascendental el aumento del protagonismo de las grandes corporaciones transnacionales, lo que ha provocado un incremento en la concentración del capital y, por tanto, del poder. Este hecho tiene como consecuencia que los territorios periféricos en los que se localizan estas grandes corporaciones experimenten una fuerte dependencia de capitales e intereses externos. A pesar de las anteriores evidencias, se asiste a una explosión de "lo local", y surge y se afianza el cada vez más popular Desarrollo Local (DL). Desde aproximadamente la segunda mitad de la década de los 80 del siglo XX, el DL se convierte en la nueva ortodoxia de la economía regional. Se introducen importantes cambios en la conformación de la teoría y política de desarrollo regional, prestando cada vez más atención y apoyo a pequeñas iniciativas locales de desarrollo.

Aparecen así los "distritos industriales", "cluster", "medios innovadores" o "sistemas productivos locales". Las tesis del DL están influenciadas por nuevas teorías sobre el actual modelo de acumulación del capital. El modelo de especialización flexible se ha convertido en un planteamiento paradigmático que, partiendo de una supuesta "segunda ruptura industrial", predice la sustitución de la producción en masa fordista, rígidamente estructurada, por un régimen fundado en la especialización flexible, cuya forma espacial sería el "distrito industrial marshalliano". Se estaría ante una inédita forma de organización de la producción que tiende a sustituir los principios fundamentales de la organización productiva en masa fordista por nuevas "comunidades industriales". Las nuevas condiciones de producción permitirían reconciliar competitividad y cooperación, así como recuperar ciertas formas de producción artesanal bajo la cual mejorarían las condiciones laborales. La localidad y la región se convierten en ámbitos privilegiados para la nueva etapa de acumulación flexible. La reestructuración productiva daría lugar a una reestructuración de ámbito territorial, en la que los "distritos industriales", sistemas productivos locales, etc. se convertirían en los símbolos del "nuevo orden". Algunos autores llegar a decir que, tal como ocurrió en el siglo XIX, la región se convertirá de nuevo en una unidad de producción integrada y las nuevas economías regionales pasarán a convertirse en territorios ampliamente autosuficientes. De estas fuentes, principalmente, se ha nutrido el modelo de DL, definido por Vázquez Barquero como "la dinámica económica de las ciudades y regiones, cuyo crecimiento y cambio estructural se organiza alrededor de la expansión de las actividades industriales utilizando el potencial de desarrollo existente en el territorio". La utilización del potencial de desarrollo existente en el territorio debe permitir encontrar una vía de desarrollo propio a una comunidad local, siempre que la dinámica de aprendizaje de los actores locales les lleve a identificar líneas de inversión eficientes. Por tanto, el potencial de desarrollo existente en el territorio debe ser "puesto en valor". Es decir, se debe llevar a cabo la total mercantilización del territorio, la puesta en venta de todo aquello que pueda ser susceptible de ser transaccionado, o la especialización productiva territorial en aquello para lo que está más dotado. Cualquier territorio ganará o perderá en función del aprovechami ento que haga de los recursos propios y de la capacidad de respuesta y de adaptación a los desafíos de la competitividad. Junto a la movilización de los recursos disponibles en el área o potencial de desarrollo endógeno, otro elemento esencial del DL es la supuesta capacidad de liderar el propio proceso de desarrollo por pequeñas empresas locales. La reestructuración provoca, para esta nueva ortodoxia, profundas alteraciones en las formas de organización de las empresas.

De estas transformaciones son las pequeñas empresas, aparentemente más flexibles e integradas en el territorio, las que mejor se adaptan a los nuevos retos y están llamadas a tener un papel protagonista en los procesos de desarrollo local. Todas estas hipótesis llevan a promover medidas de apoyo a este tipo de empresas y, en general, a fomentar la "empresariabilidad" o "emprendimientos". Existe la idea implícita de que todos los territorios parten de condiciones iguales o, al menos, que la diferencia entre los distintos territorios no es determinante. Se trata, aparentemente, de una competencia entre productores autónomos e independientes donde no existen relaciones de poder, ni dinámicas de crecimiento acumulativo, ni economías de escala, ni situaciones de partida o nivel de desarrollo diferentes que condicionen el proceso de las distintas áreas. El comportamiento de los individuos es el elemento más relevante a la hora de explicar la evolución social y económica de un territorio. Por lo tanto, la posición de los territorios en la división internacional del trabajo se debe, en última instancia, a las decisiones tomadas por los agentes económicos individualmente considerados. De este modo, para estas tesis, el territorio se toma como un individuo con plena capacidad de decisión y, por lo tanto, se sitúan ante el individualismo metodológico propio de las aprox imaciones neoclásicas. En este caso, la unidad de análisis es el territorio en cuestión, del mismo modo que para la economía convencional lo es la empresa o el consumidor. Por tanto, los factores estratégicos para generar la mejora o "progreso" serán internos a cada territorio por lo que cada espacio será el responsable de su situación económica al disponer de los instrumentos capaces, en caso de su buen uso, de generar el ansiado desarrollo.

"Nuevas" políticas para alcanzar el "paraíso" de siempre

Utilizando un conjunto de categorías como la "flexibilidad", la "producción a pequeña escala" o la "solidaridad y confianza", este nuevo escenario productivo se ha presentado como una "vía alternativa" dada por las nuevas formas de comunidad industrial. Bajo la supuesta armonía de las nuevas comunidades productivas, dicotomías previas como "capital-trabajo" o "centro-periferia" deben desaparecer pues todos los elementos, tengan la ascendencia social o territorial que tengan, encontrarán un ambiente favorable para sus intereses. La flexibilidad abriría las puertas al reinado de las pymes y la difusión espacial de la localización de las actividades. Por tanto, desde esta nueva ortodoxia, se promueve una nueva visión del progreso social y económico. Todo ello lleva a pensar en un "futuro feliz" para las economías periféricas hasta entonces empobrecidas, guiadas por la especialización flexible y los distritos industriales marshallianos. Nos proclaman, de nuevo, que las nuevas tec nologías u unas adecuadas políticas llevarán por el sendero del "progreso" y el "desarrollo" a los actores sociales y territoriales excluidos. De nuevo "todos vamos en el mismo barco" y el conflicto debe ser sustituido por el consenso. Para conseguir el ideal deseado es necesario plantear un conjunto de medidas de política económica. Son los mecanismos de toma de decisiones los que se encuentran condicionados por la evolución histórica, una determinada mentalidad, un desarrollo organizativo determinado, etc. Sobre estos factores se tiene la capacidad de incidir, por lo que la capacidad competitiva de los distintos espacios implicados en la reestructuración depende, en gran medida, de la concurrencia en ellos de formas de organización e instituciones sociales que favorezcan el desarrollo de actividades productivas. Al catálogo de medidas que mejoran estos elementos, convertidas en el nuevo referente de la política de desarrollo, se le denomina políticas de Desarrollo Económico Local. Los principales objetivos de las políticas de desarrollo local pueden resumirse en tres: a) conseguir el mayor aprovechamiento posible de los recursos endógenos de cada espacio; b) lograr la articulación y concertación entre las pequeñas empresas locales, así como el resto de agentes socioeconómicos del territorio; y c) capitalizar en el mayor grado posible el territorio. Para lograr estos objetivos se proponen una serie de actuaciones concretas que los promueven. Entre ellas destacan: la movilización y el apoyo a las empresas locales; el análisis e identificación de recursos potenciales endógenos, segmentos posibles de mercados internacionales, posibilidades de financiación existentes y búsqueda de líneas de financiación apropiadas para pymes y microempresas; las actividades de creación del entorno sociocultural innovador y la cultura empresarial; la valorización social del empresario como generador de riqueza; la creación de instrumentos de tipo tradicional como los polígon os industriales y de nuevos instrumentos como los institutos y parques tecnológicos, y los centros de empresas e innovación; o la creación y mejora de las infraestructuras de transportes y comunicaciones necesarias.Como se observa, se trata de un conjunto de políticas que tienen por fin el mantenimiento de la competitividad privada. De esta forma se sustituyen las políticas fiscales sociales progresivas por políticas de gasto de fuerte contenido productivista y privatista. El objetivo ya no es corregir las desigualdades ni impulsar un desarrollo con cierta autonomía e independencia de iniciativas. Estamos ante un localismo que utiliza los fondos públicos esencialmente para facilitar la localización mercantil con los consiguientes efectos de privatización de las riquezas y socialización de los costes. Se certifica poco a poco la muerte del Estado de Bienestar y se sustituye por otro cuyo agente a servir ya no es el ciudadano sino el llamado "emprendedor". La centralización del capital y la descentralización del estado Estas políticas conforman una estrategia para la acción desde las comunidades locales por lo que se estiman necesarios los procesos de descentralización política. La descentralización consiste en la traslación de poder desde la administración central a las administraciones territoriales. Mediante esos procesos, los territorios (localidades y regiones) podrían asumir nuevas competencias en todo lo referido a las materias económicas y, de ese modo, podrían utilizar y "poner en valor" sus recursos para alcanzar el desarrollo. Los procesos de descentralización administrativa se convierten poco a poco en una condición necesaria - y para algunos en suficiente - para lograr los objetivos de mejora de la comunidad local. El interés por la descentralización se inscribe en el marco de las consecuencias de las profundas transformaciones que han afectado al desarrollo del capitalismo mundial tras la crisis de los setenta. El avance de los procesos de transnacionalización llevó a considerar al estado nacional como un factor perturbador para los respectivos procesos de acumulación y crecimiento, lo que intensificó el asedio para imponer su reforma. La receta más frecuente sostenida en los medios adscritos a la ideología neoliberal postula la ejecución de una estrategia de "modernización" de los aparatos institucionales nacionales, que incluye como componentes centrales de la agenda respectiva la desburocratización, la privatización y la descentralización. Estos tres tipos de reforma tienen análogos fundamentos y apuntan en lo esencial en la misma dirección: la descentralización del estado va aparejada con la centralización del capital.

Estamos ante la combinación de, por un lado, globalización económica y cultural con, por otro lado, la localización política y de las propias políticas de intervención estatal, lo que genera la creciente aparición de espacios intermedios. En la creación de estos espacios ha sido necesaria la intervención del poder político y económico de los estados nacionales. Éstos han reconstruido "nichos espaciales" adaptados a los dictámenes de una economía cada vez más ligada a las grandes concentraciones de capitales transnacionales. De esta forma los estados nacionales han promovido la disminución de los controles sociales y ecológicos para los movimientos y los usos de los capitales. Por lo tanto, la remercantilización del territorio provocada por la globalización está induciendo un importante "efecto fragmentador", efecto que convierte al territorio en simple plataforma que recibe el impacto de una actividad económica. La descentralización del poder de toma de decisiones se ha convertido para ciertos grupos en el objetivo programático inmediato. De esta forma el modelo de DL se ha centrado en la descentralización del poder político para dar lugar a un Estado nacional cada vez con menor capacidad de control social y ecológico, de manera que el modelo concuerda claramente con la ideología neoliberal imperante. El capital privado predominante, las grandes empresas multinacionales, se ve claramente reforzado con este tipo de políticas respecto a los agentes locales.Por otro lado, este tipo de reforma ha dado lugar a que las estructuras de poder de las clases dominantes se multipliquen territorialmente. En multitud de ocasiones, la descentralización permite que los grupos sociales dominantes en el ámbito local utilicen su ahora incrementado poder en función de sus intereses, lo que ha redundado en resultados bastantes alejados de las buscadas "transformaciones socioeconómicas de tendencia igualitaria". Debido a que cada vez más actividades económicas dependen de la elección que realice la administración local, tanto por acción como por omisión, el clientelismo y la protección políticas encuentran un ambiente favorable para la realización de proyectos. La descentralización ha puesto a disposición de las organizaciones locales de los partidos, o de un nuevo caudillismo personalista, una mayor cantidad de recursos que se han utilizado para favorecer su posición como elemento central de la política local, aumentando la corrupción y la arbitr ariedad.

El neoliberalismo territorial y la "culpabilización" de la víctima

Las falacias vuelven a aparecer en este considerado "planteamiento alternativo". Todas las evidencias empíricas remarcan la invalidez de todas las conclusiones que a partir de los modelos de especialización flexible se han obtenido. El total alejamiento de la realidad y, a pesar de ello, su mantenimiento como modelo a seguir, sólo puede tener explicación en su funcionalidad para el mantenimiento del modelo socioeconómico imperante. Estamos, por tanto, ante planteamientos que avalan o legitiman las nuevas estrategias de acumulación del capital en el plano de la teoría y política territorial. La flexibilidad en el modelo productivo es paralela a la necesaria fragmentación social y territorial y buscan el mismo objetivo: recuperar las tasas de beneficios para incrementar la acumulación privada de capital. Romper al máximo el ámbito de "lo colectivo" es necesario para alcanzar estos objetivos. Tanto el neoliberalismo político-ideológico como el DL no son más que instrumentos utilizados para producir esas rupturas y, de esta forma, facilitar las condiciones para incrementar la acumulación de capital. Los conflictos pasan de ser verticales a ser horizontales. Del conflicto entre capital y trabajo, entre ricos y pobres - ya fueran individuos o territorios -, se pasa a conflictos entre iguales para aumentar la fragmentación, tanto social como territorial. Si en lo social, una mayor fragmentación propicia pasar de la lucha de clases o lucha de poder por la competencia entre individuos, en lo territorial se busca la fragmentación a través de un localismo que provoca competencia entre territorios con el mismo nivel de desarrollo. De esta forma los conflictos verticales o Norte-Sur son sustituidos por conflictos horizontales entre territorios del Sur.

Al proponer como unidad de análisis el territorio concreto (sistema productivo local, distrito industrial, etc.) se lleva a cabo la fragmentación del espacio nacional o regional, y se produce la "inevitable" competencia entre los distintos territorios. De esta competencia la gran beneficiada es la gran empresa multinacional que localizará sus actividades allí donde mejores condiciones reciba.

Esas facilidades para mejorar la competencia del territorio siempre irán en detrimento de derechos sociales y/o normas de conservación medioambiental. De este modo se deshace un poco más el poder social del trabajo y la capacidad institucional de los territorios y las políticas regionales se convierten en financiadoras públicas para la formación de atractores de capital privado. De esta forma surge la economía de la puja territorial o neoliberalismo territorial impuesta por un mercado cada vez más poderoso y una sociedad cada vez más desinstucionalizada y vulnerable frente a los cada vez mayores recortes de los derechos sociales y territoriales. Se puede hablar de "neoliberalismo territorial" para describir la situación según la cual, los pueblos, ciudades o regiones están abocados a la lucha entre ellas para atraer capitales que les permita el deseado desarrollo. La reestructuración y la globalización en curso sirven para fortalecer las principales características del sistema capitalista por lo cual se crearán mayores desigualdades entre las personas y los territorios. Sin embargo, desde el discurso del DL, serán estas regiones "empobrecidas" por las propiedades estructurales de la economía de mercado las responsables de su situación. Estamos ante la culpabilización de la víctima expresada de modo magistral por Eduardo Galeano cuando dice: "Hasta hace 20 o 30 años, la pobreza era fruto de injusticia (...) Ahora la pobreza es el justo castigo que la ineficiencia merece."

Lo local como "campo para la lucha"

Si el objetivo era alcanzar un "desarrollo" local en sentido limitado, es decir, como sinónimo de crecimiento económico a través de la mejora en la eficiencia productiva, determinadas experiencias pueden calificarse como positivas. Ahora bien si su finalidad era alcanzar un desarrollo local caracterizado por las mejoras en la eficiencia, equidad y equilibrio medioambiental, sus resultados son menos convincentes. Estamos ante la forma de entender el "desarrollo" como sinónimo de crecimiento económico donde el único objetivo es el ajuste estructural para ayudar al mercado a funcionar y generar crecimiento. Se olvida de la equidad, la justicia social y respecto medioambiental para perseguir, en palabras del Subcomandante Marcos, una "modernidad arcaica". En definitiva, se pasa de la política regional distributiva y social, a otra microeconómica, productivista y privatista propia del neoliberalismo. Nos encontramos de esta forma con que el desarrollo local no es más que el neolib eralismo llevado al campo de la economía y política regional. A pesar de todo, la izquierda institucional en multitud de territorios, entre ellos Andalucía, parece empeñarse en apoyar este tipo de estrategias. En el fondo, y en palabras de los autores griegos Hadjimichalis y Papamichos, "intentan adaptar las condiciones de explotación a las nuevas necesidades de flexibilidad sin cambiar aquellas". Siguiendo a estos autores griegos, pensamos que la alternativa desde la izquierda debería ser la búsqueda de nuevas relaciones sociales y nuevas formas de producción y distribución menos injustas socialmente y destructivas desde el punto de vista medioambiental. Se debería estar "menos interesado en el desarrollo local en sí mismo, que en la eliminación de la vías reformistas de reproducción de la estratificación étnica y social". Esto significa transformar, no reformar, desde lo local, objetivo que nunca debería abandonarse a pesar de los mínimos apoyos existentes desde los partidos y pese a las dificultades que entraña la integración de Andalucía en el proyecto neoliberal de la "Europa del capital". Se trata de entender lo local como "un campo para la lucha" en donde sea posible organizarse y oponerse a las presiones derivadas de las estrategias de reestructuración global.

Para leer más. Con la idea de no interferir, y de esta forma facilitar la lectura, no se ha citado correctamente las fuentes. Han sido estas:

  • Delgado Cabeza, M. (1998) "La globalización, ¿nuevo orden o crisis del viejo?" En "desde el sur". Cuadernos de economía y política.
  • Piore, M. y Sabel, C. (1990) "La segunda ruptura industrial." Madrid. Alianza.
  • Vázquez Barquero, A. (1999) "Desarrollo, redes e innovación. Lecciones sobre desarrollo endógeno." Ed. Pirámide.
  • De Mattos, C. (1990) "La descentralización, ¿una nueva panacea para impulsar el desarrollo local?" Revista de Estudios Regionales. No 26.
  • Hadjimichalis y Papamichos (1990) "Desarrollo local en el sur de Europa: hacia una nueva mitología". Revista de estudios regionales. No 26.
  • Galeano, E. (1998) "Patas Arriba. La escuela del mundo al revés". Ed. Siglo XXI.
  • Alonso, L.E. (1999) "El discurso de la globalización y la nueva desigualdad regional". Revista de Estudios Regionales, No 54. Márquez Guerrero, C. (1997) "Autonomía política y defensa del interés regional: la política de desarrollo económico.
  • Óscar García Jurado. Autonomía Sur, Grupo andaluz de estudios sociales

Oliendo nuestra realidad

Renta Básica das iguais - Mér, 11/02/2015 - 12:30

Hemos perdido totalmente el OLFATO, por habernos sumado a la locura de participar en el llamado proceso de construcción de la actual Unión Europea, esa apuesta ha generado en los últimos 30 años, el incremento de la locura desarrollista, generadora de MAYOR DESIGUALDAD dentro del actual estado español y miseria en los países periféricos.

Hemos aceptado ser parte de los países centrales de un modelo social fracasado: el capitalismo. El cual sigue impulsando la locura de todas contra todas, permitiendo la acumulación ilimitada de recursos por unas pocas; llevándonos a un caos social y ambiental, sin precedentes.

El Trabajo Social se ha puesto al servicio del Mercado, del crecimiento económico más deshumanizador y depredador. Al convertirse en un empleo más, una actividad dependiente de la parte contratante, nos ha llevado a la locura de la profesionalización de las relaciones humanas, la consolidación de Servicios parciales, que rompieron definitivamente las redes sociales de nuestros barrios periféricos y de la sociedad en general. Guste o no, han convertido al Trabajo Social en un instrumento de contención, dominación y sometimiento, siendo muchas compañeras las nuevas policías "desarmadas" de una sociedad fracasada.

La falta de Derechos Sociales, se incrementa con el aumento de la Precariedad laboral y de vida. El miedo se instala en nuestras cabezas, que cada vez nos sentimos más individua, persona aislada.

Por ello hemos de activar EL OLFATO, con un COMPOST LIBERADOR del mercado y sus diferentes instrumentos de dominación y muerte. Necesitamos para nosotras, como para todas: LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES y muchísimo más!!. Poder actuar desde la libre decisión, dando a la acción social la mínima autonomía para producir colectivamente las transformaciones necesarias que nos lleven a otra sociedad, otro mundo, donde la justicia universal sea la norma, frenando la destrucción del medio y resituándonos en la naturaleza en armonía con ella, de manera cooperativa.

Las tres palabras claves, son: DESVELAR Y DENUNCIAR PARA TRANSFORMAR

Vivimos olores de podredumbre del sistema financiero, que son más fuertes por venir acompañados del hedor de muchos vertederos y saneamientos. La llamada crisis global huele mal, terriblemente mal. Me recuerda a aquel vertedero de A Coruña, que cayó literalmente al mar sumergiendo a la ciudad en olores irrespirables.

Así es como los Tiempos de Crisis huelen, es el fracaso del capitalismo, de la llamada Economía de Mercado , de las sociedades del consumo ilimitado y de sus proyectos de Mercados regionales (en nuestro caso la Unión €uropea ). Este momento actual, es parte del largo proceso de descomposición de un sistema económico y político, que lleva décadas en crisis, externalizándolas, con sus guerras, expolios de materias primas y de energía, allí donde se encuentre. Es el proceso que se inicia con la llamada crisis de los años setenta, que se enmascara con los mercados regionales y acciones de guerra orientadas a bajar el precio de energía y materias primas. Así es como se sucedieron las guerras de Irak, la de Afganistán y otras muchas en el continente Africano, anteriores a estas, pero dirigidas al mismo fin. Cayó el muro de Berlín y desde entonces podemos oler las fábricas cerradas de los llamados países socialistas, oliendo el sudor de los movimientos migratorios de gentes del Este de Europa que buscan en los países centrales de la U. €. recursos básicos/mínimos para asegurar sus vidas. Hasta en la vieja Europa vimos todo tipo de guerras, de asesinatos e intervenciones neocoloniales, donde la energía era el fin inmediato, en la mayoría de los casos. De nuevo se va instalando Rusia, potencia energética y militar, en una loca carrera por ser el país hegemónico mundial.

Son muchos los momentos y circunstancias que nos han conducido en los últimos 30 años a tanta acumulación de podredumbre, los cadáveres se amontonan, los estercoleros y saneamientos están sobrepasados y se diría que hemos de conseguir que de tanta BASURA SALGA EL COMPOST QUE AYUDE A REALIZAR UNA BUEN A SIEMBRA DE LA VIDA, para todas las personas, estén donde estén. El reto de este compost es que llegue a tiempo para reactivar esa vida, que pueda llamarse digna para todas las personas.

Las gentes del Trabajo Social, que partimos de la necesidad de satisfacer las necesidades básicas de todas las personas de la humanidad, en su conjunto, debemos incorporar análisis críticos globales, para actuar con una visión amplia, analizando las estructuras, como la U.€. , el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio, la O.N.U... y sobre todo las consecuencias de sus políticas, desde su fundación hasta hoy. No podemos seguir trabajando sólo en las consecuencias del terrorismo liberal del mercado, en sus formatos diferentes (asistencialismo, soluciones coyunturales y/o parcheadoras... perpetuando las situaciones y reforzando los llamados “mercados de la pobreza”). Entiendo que analizar las causas de tanto hedor, señalarlas, nos lleva a la erradicación de las mismas, sin tardanza.

Las gentes del Trabajo Social liberador y transformador, que apostamos por las personas con mayúsculas, debemos asegurar los medios de vida y de relación de las personas con el resto de especies y la naturaleza, esto nos lleva a asumir la lucha, si lucha, por conseguir frenar el deterioro del medio ambiente, en una lógica de asegurar las posibilidades de la vida para las futuras generaciones, de todas las especies, incluidas nosotras mismamente.

Son demasiados años sin denunciar las políticas de la U.€. del capital y de la guerra; años de atención y contención en barrios y países periféricos, donde nos contratan, a algunas, para evitar el cambio-transformación, desde una visión de erradicación de las causas que generan tanto dolor, tanta muerte, tanto hedor. Se vivió como positivo ser parte de la U.€. del euro, pues eso posibilitaba a las empresas con bandera roja y gualda, neocolonizar América, fundamentalmente, comprando a precios de rebaja los servicios básicos de estos países y negociando/imponiendo tarifas altas por servicios básicos privatizados. Nosotras, las gentes del Trabajo Social, no podemos ser cómplices con nuestro silencio de tanto dolor, perdón, hedor. La llamada Deuda Externa, no solo es ilegítima, sino que esta mal planteada, son los países centrales quienes adeudan a los países periféricos, como nos recuerdan grupos sociales como las gentes de ¿Quién debe a Quién?.

En muchos de los actuales conflictos mundiales/guerras, se utilizan armas fabricadas en el territorio del actual Reino de España, y eso nos hace cómplices de las muertes que generan esos instrumentos hechos para matar.

No podemos estar al margen de estos conflictos, hemos de hacer visible nuestra posición por la erradicación de todas las guerras, la eliminación de las fabricas de armas. Pues como Trabajadoras Sociales debemos de apostar por asegurar la vida de todas las personas.

OLIENDO LAS LLAMADAS POLÍTICAS SOCIALES; AQUÍ Y AHORA

En un mundo en lucha permanente contra las gentes empobrecidas , que no contra la pobreza, fomentado por los mercados regionales (dígase U.€., en nuestro caso) para conseguir incrementar los beneficios en la cuenta de resultados de las empresas de los países centrales, a nosotras, como trabajadoras sociales se nos circunscribe al submundillo de los Servicios Sociales y poquito más. Desde nuestros actuales estados monárquicos o republicanos, es entendible que así suceda; se nos plantea la necesidad de desarrollar Servicios Sociales que atiendan, orienten, contengan de manera individualiza, a las poblaciones en situación de precariedad, carencias varias y/o exclusión social. El trabajo social individual/de casos coloca en el centro de la acción social institucional. ¿Pero como hemos llegado a esta situación?, ¿dónde que da el Trabajo Social comunitario?, ¿la autonomía de la acción social?, ¿la búsqueda de la auto-organización sectorial o comunitaria?, el impulsar que la gente gane en autonomía e independencia, que sea capaz de enredarse.

Para comprender esta situación actual, hemos de recordar el papel de Partidos Políticos y gran des Sindicatos (miembros de la C.E.S. fundamentalmente), estas instituciones del estado han ido desmovilizando a colectivos, sectores, a la población en general, ante cualquier situación coyuntural de carencia o necesidad/conflicto. Instalaron el “vaya usted para casa”, para autoproclamarse la voz de todas. Lo hicieron apoyándose en un supuesto saber hacer, pseudocientífico, desde una apuesta de todas estas instituciones por el capitalismo, por sus mercados regionales, por asumir la lucha de todas contra todas, en unas sociedades donde el poder acumular es ilimitado, y respeta por encima de todo la sacrosanta PROPIEDAD PRIVADA.

Así que echando una miradita de reojo a estos últimos 30 años, vimos como se nos metió en la actual U.€., en la O.T.A.N., y en otras muchas instituciones internacionales que salvaguardan el privilegio de los gran des capitales y las grandes empresas multinacionales.

Comenzaron con aquellos pactos de la Moncloa, luego las reconversiones industriales de los ochenta, para llegar a la PRECARIEDAD LABORAL y de la vida, permitiendo las E.T.T.s. Más tarde apareció el €uro y el Banco Central Europeo con autonomía de los Estados/gobiernos, para en el nuevo siglo plantear/imponer la FLEXI-SEGURID (libre despido, bajos salarios, vacaciones fiscales, privatizaciones generalizadas de servicios básicos, dineros públicos a la banca, etc.).

EL TUFO A CO2 DE LAS METRÓPOLIS

Pero además, en estas últimas tres décadas, se consolidó la ciudad como cuasi el único espacio de vida/mercado, en ella se instaló como determinante el automóvil vehículo privado , determinando los planes generales de todas las ciudades. La calle es un espacio del coche, par a desplazarnos de la casa a los espacios de producción y sobre todo de CONSUMO. El coche determina el ritmo de la ciudad, e instala nuevas exclusiones de gentes que no pueden seguir esos ritmos acelerados. Las grandes superficies son los espacios de relación/compra/disfrute a los que debemos llegar con coche, por estar alejadas de los centros de las ciudades.

Todo en el marco de una apuesta desmedida por el transporte de mercancías por carretera...Así, poco a poco el olor de las ciudades, de nuestras vidas es el de las concentraciones importantes de CO2. Nuestra salud se resiente entre aire contaminado y vida acelerada, los nervios se rompen, las alergias se masifican y nos acompañamos de fármacos para levantarnos, movernos y estar allí donde nos exige el mercado y sus instituciones, para poder acceder a los mínimos recursos que posibiliten satisfacer las necesidades básicas.

Cada vez más, vivimos muy lejos de los espacios de relación/consumo que nos generan identidad. Se diría que lo que somos en esos espacios de disfrute y consumo, determinan nuestro ser social. Los empleos son meros instrumentos/medios para conseguir recursos económicos; la precariedad laboral conduce a una obsesión enfermiza por la formación permanente para la empleabilidad. El conocimiento no se valora, solo tiene sentido si es posibilitador de empleos futuros.

Y todo en una sociedad mediatizada, intervenida, por las nuevas máquinas de socialización. El papel de las televisiones privadas y públicas en la socialización es de suma importancia, siendo un permanente estímulo al consumo, jugando con la comunicación subliminal, induciendo la lucha de todas contra todas, desde un “preocúpate única y exclusivamente por ti, solo por ti”.

El medio rural, se abandona para ser únicamente la despensa de la ciudad, con muy poca población en estos espacios. Se sacan adelante producciones intensivas, que determina la U.€., en base a las políticas de cupos, para el mantenimiento de los precios/beneficios. Ante este panorama se dispara el gasto público en INFRAESTRUCTAS, que se presentan como fundamentales para generar desarrollo, que es la manera que se tiene de denominar el beneficio. Se triplican los kilómetros de autopistas y autovías, para satisfacer las necesidades del transporte por carretera (empresas de transporte). El ferrocarril convencional se lo deja morir, como peaje para la llamada alta velocidad. Los A.V.E.s revolotean por todas partes, aunque solo unan grandes ciudades y rompan el territorio. Se identifica bienestar con grandes infraestructuras y se construyen aeropuertos en todas las ciudades, cuando no se hacen dos o tres pistas en ellos. Todo para mover el dinero, que es el nuevo dios , el centro de nuestras vidas. La especulación, la rápida multiplicación de beneficios se convierte en la nueva forma de acumular riqueza.

En estas estábamos cuando el dinero internacional viene al reino de España a comprar terrenos, conseguir recalificaciones y construir viviendas por cientos de miles. Se le llamó la burbuja del cemento, que convirtió a las viviendas, una necesidad básica, en un verdadero lujo o bien inalcanzable. La mayoría de la población se suma al crédito hipotecario o personal, para hacer frente a necesidades socialmente sentidas en su entorno. Cuando todo esto estalla, la respuesta de las Instituciones públicas de la mayoría de Partidos Políticos y Gobiernos es darle dinero público a quienes especularon con todo, con nuestras vidas (La Banca).

EL OLOR A MIEDO

Lo sucedido en los últimos 30 años no se podría haber dado sin el incremento de la criminalización de la disidencia. Primero fue la desmovilización, en la lógica de evitar los golpes de los militares, después era el perder un poco para llegar al año estrella (1992, con sus eventos); luego se instaló el Tratado de Maastricht, Ámsterdam, Luxemburgo, Lisboa, Niza... que dieron paso a políticas seguritarias comunes. Las fronteras se cierran para las personas migrantes; las normas/leyes se uniformizan desde la coartada de la seguridad. Se permite la grabación de cualquier actividad de la vida pública y privada (por razones de la llamada seguridad nacional).

El terrorismo sirve de excusa para introducir la represión desnuda a cualquier disidencia, adjetivándola como del entorno terrorista. Las cárceles se llenan, construyendo hasta diez veces más en 25 años. La población reclusa pasa de 17.000 en 1977 a 75.000 personas encarceladas (casi en su totalidad gentes empobrecidas y enfermas) en 2009, con un incremento sostenido de 3.500 personas presas más por año, desde los últimos seis años. Además están 60.000 personas cumpliendo condenas con trabajos para la comunidad. La seguridad se convierte en un importante negocio, del que saben mucho casi todos los exministros del interior. De repente todas las actividades y/o espacios públicos están controlados por policías privadas. La vídeo vigilancia, las tarjetas con sus micro procesadores unas, y todas con posibilidades de rastreo, nos ponen a todas a los caballos del verdugo, rompiendo cualquier privacidad. Se diría que todas somos sospechosas.

Para generar más miedo e inseguridad se criminaliza a los grupos en situación de exclusión, ya sea por las sustancias a las que puedan ser dependientes, por las enfermedades que puedan padecer o sencillamente por ser migrantes; presentándolas ante el resto como personas predelincuentes/delincuentes potenciales, sirviendo de coartadas para el incremento de las actuaciones policiales de todo tipo. Desde los medios se articulan campañas de incubación de miedo colectivo a lo diferente y sobre todo a los sectores empobrecidos. Todo desde un supuesto periodismo de investigación, que solo muestra el dolor, las consecuencias, en forma de conductas "anormales”, en lo que llaman barrios/comunidades fracasadas. Nunca explican las causas/las razones estructurales que conducen a esas situaciones; muestran la realidad del fracaso/del dolor como consecuencia de la suma de decisiones individuales equivocadas .

Por si no tuviésemos suficiente, ante la escasez del empleo, se introducen unas supuestas Rentas Mínimas de Inserción, para sectores en situación de empobrecimiento extremo, el jueguecito es muy antiguo, te doy unos muy mínimos recursos económicos si realizas la llamada CONTRAPRESTACIÓN, o contrapartida. De repente los Servicios Sociales, se convierten en una prolongación de las políticas de control y sometimiento, se diría que son nuevos cuerpos policiales, desarmadas eso sí. Pero con una capacidad de sometimiento igual de coercitiva. Si la gente empobrecida se niega a realizar aquello que le plantean los SS.SS, pierden los mínimos recursos públicos (dígase de todas) que le daban.

Además la ruptura de grupos y redes de los años setenta y ochenta (las que sobrevivieron), tanto en lo sectorial como en los diferentes territorios (Barrios), nos dejan SOLAS ante nuestro destino. De tal forma hacemos frente a nuestras angustias, carencias/necesidades desde el núcleo familiar (cuando existe).

De repente se disparan los Servicios para todo tipo de colectivos en situación de empobrecimiento y/ o Exclusión Social, se diría que la idea es localizar a las gentes empobrecidas y excluidas, individualmente, tratarlas aisladamente, generar dependencias variadas de los nuevos Servicios de atención/orientación y a veces de ayudas mínimas, par a en el fondo abrir nuevos espacio para el mercado ( el de la pobreza, el de la dependencia..y el llamado tercer sector). Esta manera de atender y contener, desarma a las personas en su ser político, de relación con las otras; dificultando los procesos de autoorganización, o la misma relación en sus territorios o sectores.

EL OLOR DEL COMPOST

Algunas venimos oliendo un compost transformador de la realidad que viene cargado de un cambio radical de nuestras opciones de vida.

Entendiendo el Trabajo Social desde el compromiso para erradicar las causas generadoras del dolor , la carencia /necesidad, malestar, la desigualdad , la exclusión allí donde seden. Son olores que vienen cargados de desprofesionalización, entendida como ruptura con el mercado, abriendo una etapa de autonomía, desde la opción liberadora, de toda acción social. Pasar de empleadas a personas conocedoras de herramientas e instrumentos, que se relacionan libremente con las otras e intercambian habilidades y saberes. Nosotras somos unas más en la acción social, y así debemos asumirlo, diluyéndonos, compartiéndonos, aprendiéndonos, equivocándonos con las otras, que deben ser nosotras y viceversa.

Pero los olores más fuertes del compost transformador, son los de la VISUALIZACIÓN DEL DOLOR, del fracaso evidente de este modelo social.

Hemos de ayudar, colaborar para crear condiciones en las que sea visible todo lo que ahora se oculta sistemáticamente (Personas presas; torturadas; asesinadas en pateras; guerras y alambradas; empobrecidas; desahuciadas; dependientes..., todas aquellas que sufren y padecen, individual o colectivamente). Igualmente hemos de desvelar y poner luz a los proyectos del mercado, aclarando sus consecuencias, avisando de sus efectos terroríficos y denunciando sus miserables intereses económicos ( infraestructuras; mega ciudades, PRIVATIZACIONES DE SERVICIOS BÁSICOS...)

Este compost está cargado de nuevas relaciones intergeneracionale, más allá de los sectores y territorios, aunque tendremos que comenzar por lo cercano y pequeño. Trabajar en red, enredarnos, cuidando evitar nudos difíciles de desatar; haciendo entre iguales, de manera horizontal... y sobre todo construyendo/plantando CONTRAPODER, entendido como proyectos e iniciativas que posibilitan satisfacer necesidades entre nosotras (Grupos de producción y/o de CONSUMO; grupos de Trueque;..), al margen del mercado, en paralelo. Esta es la manera de ir pariendo la nueva sociedad, el nuevo mundo, entre todas. Donde las trabajadoras sociales, seremos, siempre unas más en esa Acción Social liberadora/transformadora.

Es el momento del olor a bicicleta, al aceite de la cadena, par a desplazar de una vez para siempre al uso individual del automóvil en las ciudades y pueblos; eso implica recuperar un ritmo de vida más acorde a las velocidades de la bicicleta. Pensando en el Ferrocarril como medio que vincule al conjunto del territorio, posibilitando la recuperación del medio rural.

Pero una de las sustancias que más agradable hacen el olor de este compost revolucionario y transformador es: LA RENTA BÁSICA DE LAS IGUALES. La Renta Básica de las iguales (RBis) es el derecho que tiene cada ciudadano y cada ciudadana, por el hecho de nacer, a percibir una cantidad periódica para cubrir sus necesidades materiales.

Sin embargo, para convertirla en algo más que una declaración de principios, a la definición le añadimos unas características, estructurales y de opción política, que la convierten en un instrumento de acción política y social, así como en un mecanismo que garantiza la redistribución de la renta. Estas características especifican que la RBis ha de ser individual (no familiar); universal (no contributiva y para todos); incondicional (independiente del nivel de ingresos y del mercado de trabajo); la cuantía ha de ser por lo menos igual al umbral de pobreza y recibir cada persona la misma cantidad; una parte de la RBis se percibirá en mano y la otra en forma de bienes de uso colectivo; la mayoría de las prestaciones sociales actuales sujetas a control y gasto burocrático quedarán refundidas en la RBis; y como instrumento de lucha contra el capitalismo.

Abril 2009

Manuel Sáez Bayona con la colaboración de Marysol Molina y Miguel Ángel Rejano; compañeras de Zambra y de Baladre.

BIBLIOGRAFÍA:

  • La Explosión del Desorden; de R. Fernández Duran, 1992
  • Del Paro al Ocio. L. Racionero,1981
  • Comida, No Bombas. V.V.A.A.
  • Los Parados Felices. VV.AA.
  • Derecho ciudadano a la Renta Básica; José Iglesias Fernández
  • Globalización Capitalista, Luchas y Resistencias, de Miren Etxezarreta, Ramón Fdez. Duran y otros
  • Capitalismo Financiero, global, y Guerra permanente, R. Fdez. Duran
  • Todo sobre la Renta Básica, tomos 1 y 2. VV.AA. de las gentes de Baladre
  • Estudios de viabilidad de la Renta Básica en Cataluña (J. Iglesias.), en Andalucía (VV.AA.), en Extremadura (VV.AA.) y en ALFAFAR (VV:AA. ) en todos los casos de las gentes de Baladre.
  • Viaje al Corazón de la Bestia. VV.AA.
  • Compleja Construcción de la Europa Superpotencia. Ramón Fdez. Duran
  • El Tsunami urbanizador español y mundial. R.F.D., 2005
  • El crepúsculo de la Era Trágica del Petróleo. R.F.D. 2008
  • Cuadernos de Zambra, CATORCE CUADERNOS TEMATICOS.
  • Diferentes números de revista LA LLETRA A, sobre todo desde la número 48 AL 69
  • Nuestros Barrios, Nuestras Luchas. VV.AA.. 2008
  • ¿ República, si o no?. José Iglesias Fernández. 2009
  • ¿Hay Alternativas al Capitalismo? : LA RENTA BASICA DE LAS IGUALES, ultima edición 2009 de José Iglesias Fernández.

La bibliografía más importante utilizada para escribir este texto son las cientos de revistas de colectivos locales de base y sus coordinaciones, con los que comparto búsquedas y luchas desde 1974: Asociaciones de Jóvenes; Asociaciones Vecinales de los Barrios periféricos que he vivido y sigo sobreviviendo; de la Coordinación Estatal de personas y grupos que luchan por la erradicación del Paro, el Empobrecimiento y la Exclusión Social, dígase BALADRE (desde su nacimiento en 1982 hasta hoy). Por supuesto nada de todo lo dicho tiene sentido sin la convivencia, el pisar todo tipo de Charcos en estos 34 años.

31 Xineru, Xornada Formativa Renta básica...

Renta Básica das iguais - Mar, 27/01/2015 - 11:58

XORNADA FORMATIVA SOBRE RENTA BASICA / 31 XINERU El próximu 31 de xineru, dende l’asamblea asturiana poles Rentes Básiques ponemos en marcha una xornada formativa en redol a la Renta Básica les Iguales, y gustaríamos cuntar cola vuesa presencia. Si t’interesa la Renta Básica nun dubies en participar.

L’esquema de la xornada ye:
11.30 hs a 13.30 TALLER FORMATIVU: VIABILIDÁ ECONÓMICA Y SOCIAL DE LA RENTA BÁSICA LES IGUALES
Con Manolo Saez (Coordinación BALADRE)
Pal taller ye necesaria la INSCRIPCIÓN PREVIA al traviés del corréu: asturiespolarentabasica@gmail.com

17.00 hs CHARRA: LES LLUCHES POLA RENTA BÁSICA
Con Manolo Saez (Coordinación BALADRE)
Isabel Álvarez (Sindicatu EHNE BIZKAIA)
Asamblea Asturiana poles Rentes Básiques
Dambes actividaes van tener llugar nel Centru Municipal Integráu XIXÓN SUR (C/Ramón Areces, nº7 Xixón).

Si t’interesa la Renta Básica, nun duldes en participar.

Etiquetas:

"Levántate y Piensa" Movimientos Sociales: Rosa Zafra

Renta Básica das iguais - Lun, 19/01/2015 - 20:40

Participación de nuestra compa Rosa Zafra en el Foro de debate "Levántate y Piensa" organizado por el FCSM Málaga el sábado 13 de diciembre de 2014, dentro de la Ponencia sobre Movimientos Sociales.

Etiquetas:

Cierre. Jornada DDHH en el Parlamento Europeo: Reivindicaciones y propuestas

Renta Básica das iguais - Sáb, 10/01/2015 - 12:14

Varios Colegios Oficiales del Trabajo Social, coordinados por el CGTS, denunciaron la vulneración de derechos humanos que sufren millones de familias fruto de los recortes. En el cierre nuestra compa Koldobi entre muchas reivindicaciones expone la Renta Básica de las Iguales.

Etiquetas:

¿Qué es la Renta Básica? La Renta Básica de las iguales

Renta Básica das iguais - Sáb, 27/12/2014 - 13:47

diagonalperiodico.net. José Iglesias Fernández / Economista y miembro de Baladre. 26/12/14.- En 1994, nos acercábamos al tema de la Renta Básica (RB) pensando que podría ser una solución a esos de­sequilibrios sociales que genera el capitalismo de forma estructural: paro y pobreza. Es decir, se imponía el diseño de una respuesta permanente como derecho ciudadano a esos dos problemas crónicos pero orgánicos del capitalismo. Evaluados los pros y los contras de los modelos de reparto del trabajo que se discutían por aquel entonces, propusimos ir más lejos e incorporar el debate sobre el potencial que tenía la RB como derecho ciudadano a la panoplia de medidas contra la pobreza y el paro, buscando una solución más radical y definitiva dentro del capitalismo.

Como concepto, la propuesta de la RB consiste en responsabilizar a la sociedad de aportar una cantidad periódica –mensual– a cada persona por el hecho de nacer, y que sea suficiente para llevar una vida digna. Esta cantidad a percibir como un derecho vinculante se concede de forma individual –no familiar–, es universal –para todas igual–, no contributiva, e incondicional –independiente de otros ingresos y sin relación con el paso por el mercado de trabajo–. Ha de ser equitativa; todos cobran la misma cantidad; y la cuantía ha de ser, como mínimo, igual al umbral de pobreza. Es decir, si el PIB por habitante en 2013 era de 22.300 euros anuales, entonces según los estándares de la Unión Euro­pea, el umbral de pobreza o renta básica que se hubiera fijado como cantidad sería la de 11.150 euros anuales, o la de 929 euros mensuales por cada persona beneficiaria.

Una de las características que distinguen la RB de las iguales (RBis) de otras versiones es el fraccionamiento de la cuantía en dos partes: una, la que cada persona cobrará en mano; y la otra, dedicada a crear el Fondo Renta Básica. Esta característica de opción política de la RBis está pensada para recuperar aquellos bienes de índole y uso comunitario, tales como la educación, la sanidad, la vivienda, el transporte, los espacios públicos y el medio ambiente, las actividades culturales, el agua y otras energías, etc., y que serán directamente asignados y gestionados de acuerdo con las preferencias expresadas comunitariamente. Es decir, en una primera fase, proponemos que esta relación se establezca en un 80% en mano –743 euros mensuales– y que el restante 20% –186– se destine al Fondo. Esta cantidad permitirá que tales inversiones pasen a ser de la comunidad como una manera de repartir la riqueza ahorrada por los ciudadanos.

Pensando que esta propuesta es un proceso de colectivización de la riqueza, la importancia de la misma está en que la cantidad en mano se vaya paulatinamente reduciendo para que la inversión comunal del Fondo sea cada vez más la que se encargue de responder y atender las necesidades sociales de cada persona en forma comunitaria, o de ayuda mutua. El barrio podría sustituir inicialmente al concepto de comunidad, y decidir las inversiones a realizar con este fondo a nivel de ámbito municipal.

La RBis está pensada para recuperar aquellos bienes de índole y uso comunitario, como la educación o sanidad

Antes de preguntarnos si la RBis es una propuesta inviable económica y financieramente, hay que recordar que solamente un 37% de la población está ocupada, lo cual quiere decir que el resto de la población, un 63%, está cobrando ya una RB sin trabajar, pero en base a la ayuda familiar o estatal. Por tanto afirmamos que la RBis es una propuesta posible, que se ha de explicar desde sus dos dimensiones: desde la producción –o fuente de dónde sale el dinero–, y desde la distribución –o mecanismo de cómo se reparte el dinero–.

Si miramos desde el ámbito de la producción, según las estadísticas oficiales, en 2013 la ocupación manifestó un empleo de 17.435.200 trabajadores, los cuales habían producido bienes y servicios para la sociedad por un monto de 1.022.988 millones de euros en términos de PIB. Por tanto, nadie puede decir que no hay, como tampoco dudar de la falta de dinero cuando la actividad productiva anual, incluso en tiempos de crisis, genera este volumen de mercancías y servicios. También es evidente que la procedencia del dinero para financiar la RBis ha de salir entonces del sector productivo. Las remuneraciones de directores y banqueros, políticos, policías, médicos y académicos, carpinteros y albañiles, etc., sale de la producción. Entonces, para el resto de la población ha de salir igualmente de la producción. Hay que resaltar que este volumen de bienes y servicios se ha producido de forma colectiva, fruto del trabajo conjunto aportado por los miembros de la sociedad declarados aptos. Su actividad laboral es la responsable del bienestar de toda la ciudadanía. Por tanto, en todo modelo de sociedad, capitalista o comunitario, la cuestión no está en la falta de dinero, sino en cómo se distribuye la renta entre la población.

Si miramos desde la dimensión de la distribución, los defensores de la RBis proponemos dos ejes de reparto para ese 50% del PIB –mitad de la renta por habitante– que se requiere para financiarla: el sistema fiscal y la reasignación del gasto público.

Un 20% del PIB saldría desde unos recursos fiscales progresivos: IRPF, 4%; sociedades, un 4%; patrimonio y herencia, un 2%; de las cuotas a la Seguridad Social, un 4%; en base a la evasión fiscal, un 6%. Un 22% del PIB saldría de la reasignación del gasto público: de las subvenciones y de la ayudas a empresas, de las ayudas a las iglesias y las ONG, del gasto en defensa y seguridad ciudadana, y de la reestructuración del Esta­do de bienestar. Un 8% del PIB saldría de nuevos recursos fiscales: de la economía sumergida, un 5%; y de la tasa Tobin, un 3%. Contamos con otras fuentes, tales como la evasión fiscal: 82.659 millones de euros.

Las ventajas de la RBis son muchas. Dos son inmediatas: erradicar la pobreza económica y reducir tanta desigualdad

Sin embargo, el problema de la RBis no reside en su financiación, ya que lo que proponemos como reparto es lo que se ha producido a lo largo del año con los recursos disponibles en la sociedad. La imposibilidad de reparto que proponemos es de índole política, en parte por el poder que ejercen los propietarios de los medios productivos, y en parte por la falta de conciencia obrera y ciudadana.

Las ventajas de la RBis son muchas. Dos son inmediatas: erradicar la pobreza económica y reducir tanta desigualdad. A su vez, da autonomía económica a la mujer para luchar contra el patriarcado, abordaría la falta de ingresos de los parados sin subsidio, de las personas dependientes, discapacitadas, y viejas sin pensiones, etc. Además, para el trabajador supone un colchón cuando tiene que hacer huelga, y permite la creación de ámbitos de autonomía personal y colectiva para elegir el modelo de vida deseado, etc.

Por su carácter transversal, la RBis aborda una multitud de intereses comunes, los cuales pueden servir como punto de partida para conseguir una serie de acuerdos y establecer una acción movilizadora conjunta.

Etiquetas:

Un modo justo y eficaz de repartir la riqueza

Renta Básica das iguais - Sáb, 27/12/2014 - 13:33

LA RENTA BÁSICA DE LOS IGUALES, UN MODELO DE REPARTO

El autor explica cómo, a través de la Renta Básica de los iguales, es posible redistribuir la riqueza de modo que la crisis no afecte a quienes menos tienen.

diagonalperiodico.net. José Iglesias Fernández / Economista y miembro de Baladre. 23/07/10.- La primera pregunta es ¿cuál es el derecho ciudadano a la RBis? Éste derecho establece que cada persona perciba, desde que nace hasta que muere, una cantidad que le permita cubrir sus necesidades materiales: educación, salud, transporte, alimentación, vivienda, etc. En el caso de nuestro país, los rubros de la educación y la salud ya están cubiertos en base a las políticas de Estado del bienestar, pero faltan aquellos bienes y servicios que no son públicos, que implican que el usuario deba pasar por el mercado para satisfacer tales necesidades. Ahora bien, para entender en su totalidad cómo definimos la RBis, y para distinguirla de otras propuestas similares, hay que añadir que este derecho ciudadano implica dos tipos de medidas: unas estructurales y otras de opción política.

  1. MEDIDAS ESTRUCTURALES: La primera medida estructural es que la Renta Básica de los iguales es individual (la percibe la persona, no la familia). En segundo lugar, su carácter universal, en el sentido de que es percibida por todos y sin ninguna contribución; y que es incondicional, también en el sentido de que es independiente de la riqueza que se posee. Por tanto, nadie está obligado a pasar por el mercado de trabajo, ni por otras opciones como el subsidio de paro o las pensiones contributivas.

  2. MEDIDAS DE OPCIÓN POLÍTICA: La primera característica política de la RBis es que la cuantía que ha de percibir cada ciudadano tiene que ser por lo menos igual al umbral de pobreza. En segundo lugar, que la cuantía de la RBis se divide en dos partes: un 80% se cobra en mano y el otro 20% se destina al Fondo Renta Básica, que estará gestionado directamente por los ciudadanos y dedicado al incremento de bienes y servicios públicos de forma que la ciudadanía pueda ir cubriendo sus necesidades de una forma cada vez menos supeditada a las leyes del mercado. Con el debido tiempo, se irán refundiendo todas las prestaciones sociales en la RBis, de forma que el dinero de estas ayudas sociales pase a contribuir a la financiación de la Renta Básica de los iguales; y, finalmente, ésta será considerada un patrimonio que los movimientos sociales reivindiquen como un objetivo social propio.

Cómo implantarla: 2010-2013

Pensando y pasando al proceso de su implantación, y a pesar de la crisis tan perversa provocada por la lógica del capitalismo, la actividad económica todavía ha continuado produciendo bienes y servicios con capacidad para que en el 2009 el umbral de pobreza o RBis alcanzase la cuantía de 954 euros mensuales, cantidad que tomaremos como referencia para atender las necesidades de los colectivos más en precario, y que deben ser los primeros en incorporarse a la Renta Básica. En una primera fase, la RBis podría iniciar su implementación incorporando a aquellos colectivos más golpeados por las “medidas anticrisis” de Rodríguez Zapatero, de forma que:

2010, LOS PARADOS: 5 millones de parados (el 11,2% de la población total) comenzarían a percibir la RBis, con un coste total de unos 57.215 millones de euros anuales (el 5,6% del PIB), o 954 euros al mes. Su financiación se haría en función del aumento de la fiscalidad sobre los beneficios de las sociedades y del IRPF de las clases pudientes.

2011, DEPENDIENTES: Ese año, unos cinco millones de personas discapacitadas o con dependencias y aquéllas que pertenecen a otros grupos en pobreza o exclusión social (otro 11,2% de la población total), deberán percibir la misma cantidad: 57.215 millones (otro 5,6% del PIB), es decir, 954 euros al mes. La financiación, en este caso, podría realizarse en una parte con dinero procedente de una buena inspección fiscal y, por otra parte, con la anulación de las subvenciones a las empresas.

2012, BENEFICIARIOS DE AYUDA SOCIAL: Dentro de dos años, un millón de personas (un 2,2% de la población total), que en estos momentos se benefician de varios tipos de ayuda social (pago alquileres, becas, cheque-bebe, etc.) se incorporarán al proceso. El costo supondría 11.443 millones adicionales (o un 1,1% del PIB). La financiación se debería cubrir con el dinero que el Gobierno concede a las diversas iglesias y Organizaciones No Gubernamentales (ONG) más una reducción de los salarios de los políticos, altos miembros de la judicatura, el ejército, etc., de las diversas administraciones y cuerpos del Estado: municipal, diputaciones, autonómica, estatal y en la Unión Europea.

2013, PENSIONISTAS: finalmente, se podrían regularizar cerca de nueve millones de pensiones (un 20,2% de la población total), cuya cuantía está por debajo del umbral de pobreza. En este reajuste de las pensiones, sólo habría que añadir la diferencia que se incrementa, ya que la parte más importante de su cuantía total ya se está pagando. Es decir, una gran parte de los 102.987 millones de euros no suponen coste alguno porque la Seguridad Social está pagando ya las pensiones objeto de revisión.

“Más mantequilla”

Estas fuentes de financiación se basan en la combinación de una reforma del sistema fiscal, aplicando el conocido principio de que sea quien más tiene quien sostenga a quien más necesita; y en la reasignación del gasto público, aplicando otro conocido principio como el de “más mantequilla y menos cañones”.

En el plano fiscal y tributario, proponemos que se aumente la carga fiscal en base a los impuestos directos: Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de las clases pudientes, de las sociedades, patrimonio y herencia, fondos obtenidos de las SICAV y los recaudados por la mejora de la inspección fiscal. Desde la reasignación del gasto público, proponemos la anulación de las subvenciones a las empresas y bancos, ONG y entidades religiosas, así como la de una reducción substancial de los salarios de los políticos con altos cargos, así como de otras entidades: léase los altos jueces de los tribunales, el gobernador del Banco de España, el presupuesto de la Casa Real, etc.

Por tanto, y resumiendo, si, como se ha demostrado, el Gobierno español tiene capacidad y medios como para inyectar enormes cantidades de dinero para ayudar a los culpables de la crisis, más tiene que disponer para no perjudicar a los que año tras año únicamente generan riqueza de la que apenas reciben algún bienestar. Por otro lado, aparte de su capacidad redistributiva y base del mantenimiento del bienestar de la población, la Renta Básica de los iguales juega un excelente papel como instrumento de potenciación de la demanda efectiva que toda recuperación de una crisis necesita. En definitiva, de esta propuesta puede decirse que responde al conocido grito popular de que la crisis la paguen los ricos y los políticos.

En Euskadi funciona la RGI

En junio, el Departamento vasco de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco presentaba un estudio que demuestra que la Renta de Garantía Mínima de Ingresos (RGI), antigua Renta Básica, ha contribuido a mantener 26.770 empleos en Euskadi, informa Abc. El estudio concluye que la RGI ha facilitado un «menor impacto del desempleo y de la temporalidad» y ha favorecido a que la crisis haya tenido menor impacto en esa comunidad.

4.567 de los empleos que, se estima, se han mantenido gracias a la RGI, se han salvado por el incentivo al consumo que supone la renta, mientras que los otros 22.203 puestos de trabajo se han mantenido gracias a los estímulos a la búsqueda de empleo. La tasa de pobreza en Euskadi es del 4,1% mientras que la del Estado español es del 12,5%. Según el informe, el PIB vasco se reduciría dos puntos silas tasas de bienestar social se acercaran a la media estatal.

Etiquetas:

Por la Renta Básica: ¿Qué es Baladre?

Renta Básica das iguais - Mér, 24/12/2014 - 12:12

Simón Lindell, de Coordinación Baladre, explica lo que es esta red de actuación política y social descentralizada. Hay otro video con una segunda intervención suya.

Este acto, con el nombre de "EL DERECHO A LA EXISTENCIA CIUDADANA. LA PROPUESTA DE LA RENTA BÁSICA" se celebró el 16 de junio de 2014 en el CAUM (Club de Amigos de la Unesco) de Madrid. Fue organizado por Asambleas Ciudadanas Somos Más con la participación del Movimiento contra el paro y la precariedad/ por la ILP por una Renta Básica.

Etiquetas:

Baladre, coordinadora de luchas contra el paro, el empobrecimiento y la exclusion social

Renta Básica das iguais - Dom, 14/12/2014 - 13:40

Reportaje realizado por Herrikolore en el I Congreso Internacional de Economia Social y Solidaria celebrado en Zaragoza. En este reportaje hablamos con Baladre y sobre la renta basica de los iguales

Etiquetas:
Distribuir contido