Renda Básica das iguais

Stop Desahucios Bidasoa denuncia las actuaciones negligentes de la Responsable de Atención Primaria Municipal

Renta Básica das iguais - Dom, 11/02/2018 - 12:52

Plataforma del Bidasoa contra los desahucios*. La comisión Mixta o Comisión Anti-Desahucios se viene celebrando gracias a la moción presentada en 2012 por la Plataforma Stop Desahucios Bidasoa por el Derecho a una vivienda Digna, con la participación habitual de: la Delegada de Cooperación al Desarrollo, Valores y Derechos Humanos, el Delegado de Bienestar Social, la Responsable de Atención Primaria, el Delegado de Urbanismo, la Técnica de Secretaría y Servicios Jurídicos; las personas representantes de los partidos PP, PNV, Bildu y Podemos, además de, en esta ocasión 4 personas participantes de Stop Desahucios Bidasoa.

Frente a la situaciones de Emergencia Habitacional que estamos viviendo en el municipio y que se ha visto acrecentada en los dos últimos años debido al encarecimiento de los precios de los alquileres, al abuso de las inmobiliarias y la tremenda situación de desamparo en la que se han quedado cientos de familias hipotecadas en Irun, interpelamos al ayuntamiento sobre una serie puntos al respecto para informarnos de las actuaciones que el Consistorio está llevando a cabo.

Sin embargo, la realidad desbordó la reunión antes de comenzar y tuvimos que actuar sobre la situación de desprotección de una joven embarazada sin hogar y su pareja que se encontraban minutos antes acogidas por las trabajadoras del Punto de Encuentro Social.

La pareja de la joven, acompañado de un compatriota y de una de las activistas de Stop Desahucios, acudieron a la Comisión para exponer la situación de emergencia y desampaaro en la que se encontraban para, por razones  humanitarias, no se dejara a su pareja embarazada dormir en la calle hasta haber recuperado la salud, dado que esa misma mañana en las dependencias de los Servicios Sociales municipales sufrió una situación de malestar y tuvo que ser llevada en ambulancia al hospital materno de Donostia. Desde dónde se la devolvió a la puerta del Punto de Encuentro Social sin ingreso hospitalario y en condiciones deplorables.

Ya en la Sala de Juntas del Consistorio y en presencia de todas las personas que hemos nombrado al principio, además de los dos jóvenes, la responsable de Atención Primaria: Mila Holgado Vega informó de que estaba realizando las gestiones necesarias para que (la joven embarazada enferma y su pareja) pasaran la noche en un "establecimiento hotelero" y que al día siguiente se tomarían las medidas necesarias para ofrecerles un billete de vuelta a Valencia, ya que la información que ella manejaba era que venían desde allí.

A partir de aquí queremos DENUNCIAR y que se DEPUREN RESPONSABILIDADES por la sucesión de hechos que, como plataforma y en asamblea, junto con las informaciones compartidas con las personas implicadas y los agentes sociales que han intervenido en esta situación valoramos como: INTOLERABLES.

  • 1º.- Que la Responsable de Atención Primaria justificara el diagnóstico de la situación de esta pareja con un discurso xenófobo ya reprobado por SOS Racismo y Stop Rumores en los talleres que el Consistorio llevó a cabo hace apenas unas semanas.
  • 2º. Que la Responsable de Atención Primaria después de afirmar públicamente que los Servicios Sociales de Irun atenderían de forma puntual a la joven embarazada para que no pasara la noche en la calle, derivó la responsabilidad al Servicio de Urgencias de la Diputación Foral y argumenta, tanto que ha sido este servicio quien ha valorado que no existía emergencia como que la pareja se negó a aceptar alojamiento. Lo cual nos lleva a pensar que la actuación de esta responsable ha sido negligente por las contradicciones que albergan sus declaraciones.
  • 3º.- Que la Responsable de Atención Primaria después de hacer una valoración, a nuestro modo de ver, más política que técnica de todos los servicios de emergencia de que dispone el área de Bienestar Social: Dispositivo del Frío, Convenio Hotelero para las personas sin derechos a acogida en Viviendas de emergencia, de 34 a 36 plazas en viviendas de emergencia, por encima del ratio que marca el Mapa de Servicios del Gobierno Vasco, y próxima apertura del Centro de Estancia Nocturna. Se dejara en la calle a una mujer enferma y embarazada, delegando la responsabilidad por un lado a las afectadas y por otro al Servicio de Urgencias de la Diputación Foral.
  • 4º.- Que la Responsable de Atención Primaria ha comprometido la palabra del concejal al hacer dejación de sus funciones

y por último, que tras este suceso se quedan en entre dicho las palabras y las actuaciones llevadas a cabo por la Responsable de Atención Primaria.

Insistimos en que la Responsable de Atención Primaria debería ser CESADA de sus funciones por lo que entendemos ha sido una NEGLIGENCIA profesional grave.

Además, exigimos que se vuelva a atender a Fatima y que hasta que no recupere la salud y sea atendida por los servicios sanitarios adecuadamente se le acoja en una vivienda de emergencia social junto con su pareja que está durmiendo en la calle. Independientemente de su situación administrativa.

Emplazamos al Concejal a que nos de una pronta respuesta.

* Pueblos de Irun y Hondarribia, Gipuzkoa.

Etiquetas: 

A quiénes sirve el presupuesto del gobierno de Canarias para el 2018

Renta Básica das iguais - Dom, 11/02/2018 - 12:45

Si tomamos la vida como eje de comprensión y de valoración de los presupuestos del Gobierno de Canarias, éstos ni reconocen, ni garantizan los derechos,ni redistribuyen la riqueza,ni buscan la Justicia social ni fiscal, ni buscan el dar sostenimiento material básico a todas las personas de las islas,ni favorecen el desarrollo de los servicios públicos,ni están al servicio de las personas y colectivos más empobrecidos de las islas: 937.458 personas , 215.00 más que en el 2008. la mayoría personas jóvenes y niñas/os. Unos Presupuestos que no sirven a las personas.

Esta ley de presupuestos desvela el modelo que favorece el Gobierno de Canarias que:

  • Defiende los intereses particulares de la oligarquía de las islas, de una minoría de personas en nuestro archipiélago.
  • Aumenta para la obra pública y las actuaciones en el territorio, subiendo un 64% y el resto de la inversión aumenta muy poco, y casi nada en favorecer el empleo público.
  • Busca más la prestación asistencialista que los derechos.

Además, de que el Gobierno de Canarias sigue apostando por una política fiscal regresiva, no paga quién más tiene. Dato curioso, cuando los más beneficiados por el presupuesto van hacer los sectores empresariales que reciben dinero de los contratos públicos (construcción, servicios, etc.) de los impuestos de todas las personas que viven en Canarias, manteniendo un Estado de Bienestar para ricos y desmantelando el Estado de Bienestar de las personas.

Así, es ridículo que esta ley no hace una apuesta por las Políticas Sociales, sólo 5 de cada 100 euros están dedicados a los Servicios Sociales.

En un repaso comparativo:

Se queda igual:

  • El Área social se estanca en las cuentas públicas pese al incremento de la pobreza en un 17,6%.
  • Dinero dedicado al plan Concertado de prestaciones básicas, que tiene que asegurar los Servicios Sociales municipales, la atención más cercana en la ciudadanía.
  • Para la aplicación de la Ley de promoción de la autonomía y atención a personas en situación de dependencia.
  • El Instituto Canario de Igualdad, casi igual que en el 2010.
  • Casi igual lo dedicado a planificación y apoyo a los servicios sociales en 2009 y 2010.
  • Programa de prevención e intervención en el área de la infancia y la familia. Bajado el presupuesto a la mitad desde 2011.

Lo que disminuye:

  • Por programas la partida de prestaciones y otras ayudas sociales disminuye en 9,49%, respecto al presupuesto del 2017. Cuatro veces por debajo de lo destinado hace 10 años.
  • programas de promoción de familia y menores, la igualdad de oportunidades y la participación de las personas mayores.
  • Ligero descenso de la partida de fomento de la inclusión, donde se ubica la PCI(Prestación Canaria de Inserción)
  • Fomento del empleo en 10 años ha perdido más de 100 millones de inversión.
  • Acceso a la vivienda, se acerca a lo presupuestado en el 2011.
  • El Instituto Canario de la Vivienda con 30 millones menos en comparación con 2010.
  • Cooperación económica y al desarrollo, baja un tercio desde 2010.
  • Atención a la situación de drogodependencia, desciende desde el 2007.programa de ejecución de medidas udiciales a menores infractores. Bajada desde el 2011.
  • programa de promoción y fomento de la calidad de vida de las personas jóvenes, bajando desde el
  • 2009.
  • Programa de igualdad de oportunidades para las mujeres, baja desde el 2009.
  • Lo que aumenta y en qué:
  • Presupuesto de la Consejería de Empleo, Política social y Vivienda en 99 millones y de ellos 66 para políticas sociales y de éstos 43 millones para construcción de infraestructuras.
  • En seis millones lo dedicado al Plan de lucha contra la pobreza, que aún no está elaborado y que consiste en las actividades del comisionado.
  • 45 millones destinados a inversión en infraestructuras sociosanitarias, no asegurando su personal, clave para que esté al servicio real de las personas y nuestros derechos.

Ninguna vida es desechable, todas tenemos derecho a vivir dignamente, sin exclusión, sin precariedad, sin discriminaciones ni opresiones. Este presupuesto, una vez más no sirve para la Justicia y continuamos exigiendo más y mejor presupuesto para otro modelo de desarrollo que realmente ponga la vida y su sostenibilidad en el centro y garantice derechos y reparto equitativo de las riquezas.

Por tanto, un presupuesto que no sirve para las personas y la mejora de sus vidas no sirve para nada.

REDESSCAN a 29 de Enero de 2018

Etiquetas: 

Barricada de Papel nº11: La Renta Básica como pilar de una vida digna

Renta Básica das iguais - Lun, 25/12/2017 - 14:13

cgtandalucia.org.- Imágenes como esta, son cada vez más habituales. Aquellas personas que se quedan fuera del sistema productivo, son apartadas de la sociedad. Sin recursos se ven obligadas a buscar sustento entre los desechos de aquellos que tienen un trabajo que a su vez el desarrollo tecnológico está precarizando o de quienes tienen el privilegio de estar entre los elegidos por el sistema como pudientes, adinerados, políticos... que componen la clase dominante.

Las máquinas están sustituyendo a las personas. El sistema capitalista no garantiza un empleo para todos, ni tener empleo es garantía de una vida decente como tampoco de tener aseguradas unas pensiones dignas. Los ataques a los derechos laborales son cada vez más asfixiantes con lo que la clase trabajadora está cada vez más empobrecida y presa de un sistema voraz en el que no importan las personas, el medioambiente ni el resto de seres que habitan el planeta.

Este sistema de supervivencia afecta a nuestra salud y calidad de vida ya que los trastornos de ansiedad y depresión están fomentados por esta forma de vivir al límite. Al límite por la falta de tiempo y de explotación, generando sentimientos de angustia por no poder cubrir los mínimos necesarios para garantizar la subsistencia, las necesidades básicas. Y es que el uno por ciento de la población aglutina tanta riqueza y patrimonio como el noventa y nueve restante junto. Con esta distribución tan extremadamente injusta e irregular, el mundo necesita un cambio urgente, redistribuyendo entre todos quienes formamos parte de la sociedad.

Esta idea no busca mantener a vagos ni maleantes como algunos sostienen, todo lo contrario, busca la posibilidad de asegurar que las personas vivamos con dignidad y sus necesidades básicas mínimas cubiertas. Vivir sin ese miedo a quedarte en la calle o a tener que recurrir a rebuscar el sustento en un contenedor. Busca fortalecer la parte más débil del sistema, el individuo frente al capital, intentando garantizar la libertad de elección a no ser explotado. Ese es el camino de la Renta básica, evitar situaciones límite de auténtica mendicidad y sometimiento para poder sobrevivir.

Descargar Barricada de papel: barricada-de-papel-n11-22-12-2017.pdf

Etiquetas: 

Bob Black: "Lo mejor sería una renta de subsistencia para todo ser humano"

Renta Básica das iguais - Lun, 25/12/2017 - 14:00

El abogado y ensayista anarquista estadounidense Bob Black, autor de 'La abolición del trabajo', defiende en Madrid la renta básica universal "que permitiría a la gente crear por libre voluntad" y "que si ha de haber parados, sean quienes desean no hacer nada"

publico.es. María Iglesias.- El estadounidense Bob Black es alguien que llega al congreso internacional "Límites de la desigualdad. Hacia una sociedad sostenible" del Common Action Forum en Madrid y dice: “Ustedes desean influir en los gobiernos para mejorar la realidad. Yo creo que nada bueno vendrá de ningún gobierno”.

Pese a lo cual propone cómo avanzar hacia una sociedad más emancipadora para el individuo. Según él: aboliendo el trabajo e instaurando la renta básica universal. Algo que, defiende, no llevaría a la vagancia sino a una “creatividad lúdica” que reemplazaría a la alienante productividad.

Black es un anarquista que se asume contradictorio, abogado de derechos civiles acusado de denunciar en falso al autor contracultural Jim Hogshire (aquí su versión), escritor de ensayos como Fuego amigo, Tesis sobre el Groucho-marxismo o El anarquismo y otros estorbos para la anarquía.

Pero sobre todo creador de La abolición del trabajo (1986), obra que nace del análisis del socialismo utópico (Charles Fourier, William Morris) y El elogio de la pereza de Paul Lafargue del XIX, y textos New Left del XX (Paul Goodman, Marshall Sahlins). Ese ensayo es la médula de una carrera de 40 años que empezó cuando existían, como alternativa, los dos sistemas que repudia por vincular identidad humana y producción: el marxismo-leninismo y el capitalismo, hegemónico desde la caída del muro.

¿Por qué abomina del trabajo y ha dedicado su carrera a predicar su abolición?

Las fábricas del XIX fueron un catastrófico salto atrás: horas interminables en condiciones insalubres, sueldos miserables, mano de obra infantil, hambre y alienados

La lucha obrera logró mejoras. Hubo dos ventanas de oportunidad, en los años 30 y 60, que se desaprovecharon. Desde 1980 vivimos una involución de sueldos, jornadas, legislación laboral, menos vacaciones, horas extra sin pagar, abolición del ocio, cultura reducida a extraña producción de especialistas, empleos más aburridos, menos necesitado de cualificación, insoportables

¿Para usted el trabajo no hace sentirse realizado?

En la sociedad marxista se planteaba “trabajar por la mañana, pescar por la tarde, cenar por la noche y luego charlar” y se creía que ese sistema daría plenitud al individuo y la sociedad. En el capitalismo se suponía que los trabajadores se auto-realizarían al lograr con sus sueldos una creciente capacidad de consumo y ocio.

La realidad ha superado ambas ideologías, dando la vuelta a sus argumentos. Y hoy el trabajador tiene que limpiar escaleras por la mañana, fregar platos por la tarde y ser tele-operador de noche. Cuando llega a casa sólo puede cenar ante la tele y acostarse. En su jornada ni ninguna tarea le ha realizado, ni le ha recompensado con un salario que permita consumo, ocio, cultura. Los beneficios de los dueños de los medios de producción, en cambio, siguen creciendo.

¿Ante tal panorama atisba esperanza?

Soy pesimista sobre reformas del mercado laboral enfocadas al beneficio del trabajador. ¡Lo único positivo es lo negro que es todo! Así el trabajo ya no es sagrado para nadie. ¡Es imposible tomarse en serio el tipo de empleo que la gente se ve obligada a aceptar!

No veo que triunfe una revolución... salvo tipo la de Terciopelo de Checoslovaquia (1989). Si la masa se planta, con su inacción, puede hundir gobiernos, el sistema económico, y alumbrar un orden nuevo. La tecnología hace factible y sencillo ese boicot que las huelgas generales del pasado hoy no conseguirán.

¿Por qué desestima como herramienta las huelgas?

La masa sindicada mengua y ¿qué trabajador precario va a arriesgar su empleo? Además una de las peores consecuencias del estatus quo es que se han roto, deliberadamente, las conexiones entre trabajadores y anulado el espacio-tiempo para pensar e intercambiar ideas. 

En centro de trabajo, hasta en las empresas tradicionales, no hablemos de colaborativas con empleados en casa, la tendencia es a tener personal fijo y temporal, separado físicamente, contacto mínimo. Dividirlos es una decisión estratégica. Porque los temporales son tan buenos como los fijos y desean sus puestos y los fijos viven angustiados porque podrían reemplazarles.

¿Cómo generas solidaridad ahí? Luego, acabada la jornada, nadie tiene tiempo ni ganas de leer, pensar y comentar con nadie.

La TV que apunta como único ocio muestra a diario inventos tecnológicos, robóticos que no parece vayan a liberar al trabajador. Crecen los angustiadas en el primer mundo, el consumo de tranquilizantes y heroína en EEUU está disparado...

Algunos creen que para eso existe la televisión, para reforzar la angustia.

¿Qué piensa usted?

Lo hace, ¿no? Pero la clave, a la no se ha dedicado atención, es la importancia de las horas de ocio. El gran error de la lucha obrera ha sido enfocar la reivindicación al aumento de salario cuando el quid está en la reducción de jornada. Que además revierte en el sueldo porque se está trabajando más por igual precio.

El primer paso para frenar el capitalismo es controlar la jornada. Y quizá sea el momento ideal. ¿Por qué? En EEUU llegamos aquí desde el fin de la II GM cuando diez millones de soldados volvieron con cuatro años de paga y nada en qué gastarlo.

Durante cuatro años no había habido producción privada, de coches, por ejemplo, todo era para la contienda. Cuando acabó y además teníamos pleno empleo, hubo ese boom de consumo. Pero desde los 80 hemos llegado al actual 25 por ciento de paro y la Administración se empeña en que se necesita más empleo en vez de la reducción de la jornada a 35 horas semanales.

Pero, ¿el paro en EEUU no es del 4’5%?

La cifra oficial no incluye a quienes ya no buscan porque no quieren o porque no encontrarán ningún puesto. Según numerosos expertos la tasa real cuadruplica esa cifra.

Renta básica ¿Por qué es usted partidario de la renta básica universal?

Como anarquista no creo que ningún Gobierno haga nada útil para la ciudadanía, pero si alguno quiere intentarlo, lo mejor sería una renta de subsistencia para todo ser humano. Con ella se crearía una sociedad del libre albedrío que es la antítesis de lo que se suele relacionar con la renta básica, regímenes comunistas como el cubano en que el ciudadano no elige.

Yo propugno una sociedad del ocio, tiempo libre, esparcimiento. En los años 30 se empezó a hablar de que el desarrollo daría a la masa demasiado ocio e ingresos y habría riesgo de que la gente vagara por los bares sin hacer nada. En 1963 un idiota escribió el libro El problema del ocio. Pero ese problema jamás llegó.

¿Por qué renta universal y no una ayuda a rentas bajas? ¿Cómo se pagaría?

Se pagaría con los impuestos que sí deben ser graduales en función de la riqueza. La renta básica suena a algunos como pagar a millonarios pero su dinero vuelve vía impuestos. En cambio, la renta básica debe ser universal porque así se evita el estigma del subsidio para pobres y también la burocracia que pide formularios de solicitud, contesta, aprobando o denegando, y así devora el presupuesto.

¿Qué contesta a quienes temen que algo así incentive la vagancia?

Que se equivocan. La renta garantizaría una supervivencia decente pero a partir de ahí, cada individuo según su vocación, emprendería, sería creativo y podría ganar más si es su deseo, disfrutando el trabajo. No como ahora que el empleo es condena a producción obligatoria.

Propugno reemplazar el trabajo por el juego productivo que da sentido y deja tiempo para leer, pensar, interactuar. A los tan temerosos de que se estimule la pereza, les diría, en última instancia: ¿pero no sobra mano de obra? ¿No se condena al desempleo al 25 por ciento de población activa -cifra oficial en España y extraoficial en EEUU-? ¡Pues pongamos a los vagos los primeros en la lista del paro!

Frente a su crítica a capitalismo y comunismo, el híbrido, China, se señala como modelo de éxito, ¿Cómo se ha llegado a ello? ¿El futuro global irá por esa senda?

El peor de los dos mundos posibles, ¿no? Mezcla de capitalismo y dictadura, ¡el Chile de Pinochet! Hace décadas se apuntó a Japón como sustituto de EEUU en el liderazgo y luego vino su estancamiento. Ahora se señala a China pero es un modelo no exento de problemas. El de la polución es grande, pero el mayor es que la población china no recibe los beneficios de ese supuesto éxito. Se han sofocado revueltas. Pero seguirá habiendo.

¿Como en un país tan poblado y con tantos excluidos, incluso bajo el férreo control estatal, no cristaliza una contestación eficaz?

China es un ejemplo espectacular de lo que pasa a la ciudadanía global. Marx criticaba a los revolucionarios inútiles, incapaces de agregarse. Y la cuestión, gráficamente, es que no es lo mismo “patatas en un saco” que “un saco de patatas”.

Aunque muchos individualmente se opongan a un régimen, si no logran hacerlo de forma agregada no conseguirán nada. Y está resultando difícil agregar a los descontentos del mundo para lograr una alternativa en el s.XXI. La idea del cambio está en la cabeza de muchos, quizá de la mayoría. Pero para que prenda en un hecho hace falta desarrollo organizativo.

Los EEUU de Trump ¿El éxito de Trump o del neo-fascismo en Europa tiene relación con la brecha entre progresistas de clases media y la clase trabajadora? ¿Obreros o parados sienten que demócratas/sociademócratas no les representa y votan a la extrema derecha?

En EEUU el problema es que el partido demócrata, tradicionalmente apoyado por los trabajadores, sobre todo los organizados, está dominado por Wall Street. La adscripción a la elite es cierta. A este problema se ha sumado el racismo, que Trump es un experto en azuzar.

Cada vez que le salpica el escándalo de la interferencia rusa en las elecciones, incendia Twitter hablando de transexuales en el Ejército, o futbolistas (negros) que no se ponen de pie en el himno, o con el veto anti-musulmán. Ha perdido los apoyos incluso de republicanos moderados pero hay una base dura, “carne roja” les llamamos, de valores muy conservadores a los que no les importa que mienta cada día, incumpla promesas como la del muro mexicano al ser inconstitucionales. Si no salen, culparán al tribunal.

¿Cabe auto-crítica de la clase media por no comprometerse con los trabajadores?

Sobre esto es revelador el libro de Robert D. Putnam Bowling Alone: The Collapse and Revival of American Community. Él habla de cómo desde los 60 la implicación en cualquier iniciativa colectiva ha bajado escandalosamente: desde la participación electoral a la asistencia a la iglesia. La imagen de “bowling alone” alude a que la gente solía disfrutar de ceremonias en grupo como ir, cada semana, a la bolera.

Ahora más y más individuos juegan a bolos solos. Y sin experiencias comunes, sin interacción social, ni metas compartidas, la gente deja de estar motivada para ser buenos ciudadanos y olvida cómo hacerlo. Lo que genera conflicto de todas las categorías: género, raza, clase...

Si Bernie Sanders hubiera ganado a Hillary Clinton en las primarias demócratas, ¿se habría frenado a Trump? ¿Tendrá opciones en las siguientes elecciones?

Sanders quiere intentarlo pero es bastante mayor y hay otros líderes demócratas que... Pero Wall Street seguirá controlando el partido, metiendo a gente en el Congreso Nacional Demócrata.

Su estrategia es ir a barrios residenciales disputables a los republicanos con vecinos, profesionales liberales, que creen deberían ser sus votantes y hablarles de tecnología, empleo... no de matrimonio homosexual ni medidas económicas como las demócratas de los años 30 o la renta básica que el presidente Nixon, republicano, casi implantó en 1968, porque creen que asustarán a Wall Street y a esa parte de las minorías raciales o las feministas, de clase media-alta. Y, por desgracia, el sistema electoral, la tradición y leyes hacen inviable la alternativa al bipartidismo.

¿Contempla o descarta el colapso de nuestra civilización?

Todas las previas han colapsado. Esta está siendo inusualmente estable. Y no veo nada particularmente bueno en la longevidad de una civilización. Colapsará como las demás. La duda es: ¿cuándo?

Etiquetas: 

¿Qué trabajo social queremos y creamos?

Renta Básica das iguais - Lun, 27/11/2017 - 17:33

Video de la conferencia de clausura del III  Congreso de Trabajo Social de Aragón (28-30 de septiembre de 2017). Con Koldobi Velasco, Marco Marchioni y Mª José Marco.

Etiquetas:

«La políticas que se propongan han de garantizar la emancipación de la población de esta tiranía del sistema»

Renta Básica das iguais - Xov, 23/11/2017 - 11:29

“DE LO QUE MÁS ME ARREPIENTO ES DE MI SILENCIO”. AUDRE LORDE

Aqui os dejamos con la entrevista publicada a nuestro compa José Iglesias en la revista Talaia de la Fundación IparHegoa del sindicato vasco LAB.

JOSÉ IGLESIAS FERNÁNDEZ (Ourense, 1931) cursó estudios sobre economía y ciencias sociales en Oxford y Londres. Es miembro del Seminario de Economía Crítica Taifa, de la Mesa Cívica por la Renta Básica, de la Asociación EcoConcern - Innovació Social, y pertenece a las llamadas gentes de Baladre / Zambra.

La propuesta de la RBis es una reivindicación surgida a finales del siglo XX, pero que según diferentes trabajos, algunos tuyos, se ha venido gestando
desde las primeras sociedades. ¿De dónde viene la idea de una renta básica para toda la ciudadanía? ¿En qué consiste?

El ser humano no es tan despiadado cómo se dice. Es en sociedades como el capitalismo, en las cuales se deifica la propiedad, donde las clases propietarias oprimen a las poblaciones. Controlan un proceso basado en la apropiación/explotación de los recursos naturales y la fuerza de trabajo, proceso que reproduce permanentemente la desigualdad (de riqueza y renta), y esta conlleva en sus entrañas la pobreza y la miseria. Es decir, la mendicidad es el estadio final de la pobreza, el último peldaño de la degradación que la persona experimenta en el proceso de empobrecimiento del sistema, el cua necesita la desigualdad para poder funcionar, y continuamente causa la desigualdad como parte de la explotación en su lógica de reproducción sistémica. Así mismo, tampoco el nivel salarial mínimo legalizado impide la pobreza y la precariedad de vida de las poblaciones. Con lo que, las políticas que se propongan, han de garantizar la emancipación de la población de esta tiranía del sistema.

Por tanto, es en estas sociedades donde las instituciones de beneficencia son dominantes, y los pensadores afines idean nuevos programas de caridad para atemperar estas opresiones del capitalismo. La Renta Básica (RB) es una propuesta para que el acceso a la caridad sea por “derecho subjetivo”.

Su definición y características la convierten en un mecanismo redistributivo idóneo para hacer tolerable los niveles de pobreza y mendicidad, a la vez que un disolvente para licuar el potencia conflicto de clases: por el mero hecho de nacer, es el derecho que tiene cada persona a percibir una cantidad periódica que le permita una vida digna; es individual, universal e incondicional, en el sentido de que la RB no está limitada por los ingresos ni por la obligación de aceptar un empleo asalariado o un programa de inserción social.

La RB es un modelo débil, ful, porque no propone tocar la propiedad privada de los recursos productivos que generan la riqueza de un país, ni tampoco modificar las relaciones sociales donde se origina la desigualdad. Así mismo, la casi totalidad de sus defensores la reivindican en base a identificarla con la pobreza; cuanta más miseria haya mejor, más se legitima como un derecho de las personas pobres a la asistencia estatal, a la caridad pública; es una pe queña medida contra la pobreza, pero no contra el capitalismo.

Se han propuesto diferentes modelos de distribución de renta, de reparto de la riqueza. ¿Por qué una Renta Básica de las Iguales? ¿Cuál sería su objetivo? ¿Qué la convierte en un instrumento de lucha anticapitalista?

Si la caridad mantiene la mendicidad y pobreza y estas provienen de la deigualdad originada en el capitalismo; si la igualdad aspira a eliminar los sistemas de explotación mientras que la caridad contribuye a mantenerlos; entonces, aquí existe una contradicción entre igualdad y caridad, entre igualdad y capitalismo. El modelo débil de RB, asistencial, caritativo, de migajas, no la resolvería. Por tanto, el objetivo de proponer una Renta Básica de las iguales (RBis) [1] es, reteniendo el factor redistributivo, reforzar algunos de sus elementos para convertirla en un modelo fuerte, en un instrumento anticapitalista:

  1. la cuantía a percibir ha de ser, por lo menos igual al umbral de pobreza, definidocomo la mitad de la renta por habitante;
  2. la creación de un Fondo comunal de RBis (Focorbis) de forma que cada perceptor percibirá un 80% en mano y el 20% destinado a la producción, adquisición y disfrute de bienes y servicios comunales: esto permite inverti en proyectos, y liberar personas para dedicarse a actividades no sujetas a las leyes del mercado capitalista; [2]
  3. la RBis ha de ser financiada, una parte con impuestos procedentes de las remuneraciones del trabajo y los rendimientos del capital (de quién más posee a quién más necesita), y otra por la reasignación del gasto público (menos cañones y más mantequilla).

De aquí que la RBis únicamente cobra sentido transformador cuando se utiliza como instrumento contra el sistema y generadora de recursos comunales. O destrucción del capitalismo, o no hay medida social que elimine la explotación/alienación ni detenga el proceso de desigualdad/pobreza/miseriaque necesita para desarrollarse.

Tu propuesta de RBis consta de dos partes: la renta en mano que se distribuye a cada ciudadano y un Fondo de RBis para la satisfacción de las necesidades colectivas. Se ha debatido mucho sobre la primera, pero ¿en qué consiste la segunda? ¿Qué participación debe tener la sociedad en ella?

La titulación, decisión y gestión del Focorbis recae sobre la comunidad, no sobre el municipio u otra institución estatal. Todas las personas tienen el mismo derecho a intervenir y decidir en los debates para tal asignación. Este fondo es considerado como una banca comunal.

Los recursos comunales acumulados en el Focorbis se invertirán en los proyectos comunales. Estos nuevos bienes (esencialmente en la forma de capital comunal productivo) pasarán a formar parte de la nueva acumulación de propiedad comunal de la Comunidad, que tampco podrá enajenarla. Así mismo, donde la comunidad correspondiente lo considere oportuno, emitirá monedas comunales. Gente perceptora y con conciencia de RBis, podrá trabajar voluntaria y gratuitamente en actividades comunales promovidas con las inversiones del Focorbis sin ningún tipo de interés. La RBis les da la oportunidad de ejercer una actividad vocacional y profesional, al igual que prestan un servicio a la Comunidad, una manera de devolver la aportación que hacen estas personas beneficiarias a la consolidación de la RBis y la creación y acumulación de riqueza productiva comunal. Otros grupos y propuestas (nuevas experiencias de vida urbana y rural) podrán ser abordadas mediante sus inversiones: soberanía alimentaria puede recuperar comunales en los municipios donde existen; la permacultura puede aportar asesoramiento para el aprovechamiento de estas tierras con prados, bosques y posibilidades ganaderas; nuevas modalidades de cooperativas (sanitarias, educativas, industriales, marítimas) pueden surgir y desarrollarse liberadas de la tiranía de los mercados, etc.

Como parte del modelo fuerte, el Focorbis es una de las características indispensables para crear comunidad, para congregar propuestas y sentar las bases de un proceso anticapitalista: los recursos naturales y saberes humanos proceden del común, la actividad productiva y el consumo se colectivizan, la ayuda mutua fluye solidaria entre los comunes, etc.

La persona comienza a encontrar y vivir colectivamente su dimensión social.

Defiendes que la RBis es un instrumento con potencial transformador, pero que necesita de más mecanismos para que esa transformación se materialice. ¿Cuáles pueden ser esos mecanismos, esas políticas?

En trabajos recientes he desarrollado la brújula/matriz, simple y ampliada. Este instrumento permite analizar las propuestas y distinguir entre sujetos, procesos, instrumentos y alternativas; a favor o contra el sistema. A partir de aquí, explico como el municipalismo comunal puede y debe ser uno de los procesos contra el capitalismo, a su vez coherente con las propuestas de modelos de sociedad comunal alternativas al capitalismo que alborean entre los colectivos antisistema. Hemos explicado como la RBis puede y debe jugar un papel instrumental decisivo, especialmente en las fases iniciales.

La propuesta de la RBis ha generado muchas tensiones, es un debate que levanta ampollas. Ambos modelos, ¿son excluyentes entre sí?

Son y continuarán siendo excluyentes dado que la RB (convencional) asume que el capitalismo es el sistema más eficaz a la hora de producir riqueza, pero la distribuye mal; con ella, sus defensores propugnan un capitalismo más humano, verde, ético, aspectos contradictorios con las exigencias de desarrollo del neoliberalismo. Tampoco aborda distribuir o colectivizar la riqueza. Sin embargo, la RBis (crítico) se ha radicalizado para que los colectivos antisistema la puedan utilizar contra el capitalismo, en la medida que van construyendo modelos comunales alternativos. La incompatibilidad entre ambos modelos reside en el antagonismo de sus propios compromisos, a favor o contra el sistema.

¿Qué peligros tendrían otros modelos que no lo fueran?

Los mismos. Porque públicos o privados, los modelos de acceso a las rentas necesarias para sobrevivir aplicados históricamente dentro del capitalismo, empleo asalariado y ayudas sociales, nunca tuvieron un impacto significativo como para acabar con la explotación laboral ni la desigualdad y la pobreza generalizada por el planeta. Lo peor ahora es que, la llegada del neoliberalismo supone un endurecimiento de la acción del Estado contra la población, con profundos recortes de los derechos laborales y el gasto social. Resultado, millones de personas son reducidas a una situación de paro y pobreza y que llamamos precarias: los pobres de antes trabajaban en situación de precario, sin derechos; y los precarios de hoy trabajan en situación de pobreza, sin derechos. Esta es la barbarie que Rosa Luxemburgo denunciaba, pero que la llegada del capitalismo distópico muestra descarnadamente, y para la que no valen modelos paliativos, compasivos, piadosos, caritativos, asistenciales. El peligro no está en las propuestas de cambio, porque bastantes de ellas no pasan de ser rebeldías dentro del sistema, sino en e ADN del capitalismo, que exige estas víctimas humanas para poder seguir respirando. O matamos la bestia o acaba con la especie humana y su hábitat, el planeta.

2.- En el 2016, el PIB per capita en la Comunidad vasca era de 31.805 euros anuales. Por tanto, el umbral de pobreza era de 1.325 euros mensuales por persona. RBis en mano 80% = 1.060; RBis ingresado en el Focorbis 20% = 265 euros mensuales por habitante. En http://www.ine.es/prensa/cre_2016_1.pdf

Descargar la revista: http://iparhegoa.eus/images/argitalpenak/talaia/talaia_03_tt.pdf

Etiquetas:

La Renta Básica de las Iguales frente al Heteropatriarcado Capitalista

Renta Básica das iguais - Xov, 23/11/2017 - 11:27

“Los sistemas de dominación no caminan en solitario, ni siquiera de forma paralela, sino que se entrelazan unos con otros, apuntalándose mutuamente y generando una gran estructura de poder que hace imposible  invalidarlos de una forma aislada. Por eso tanto  su análisis como las propuestas transformadoras que se propongan deben plantearse de forma compleja. Este sería el caso del Patriarcado, el Capitalismo y el Racismo.”[1]

No podriamos empezar a explicar y definir cuál es el planteamiento de Renta Básica que hacemos desde Baladre, ni mucho menos plantear la defensa de nuestra propuesta como una herramienta útil para luchar contra los tres sistemas de dominación antes mencionados, sin poner por delante el lugar desde dónde hablamos y el camino recorrido hasta aquí. A fin de cuentas, el ejercicio de hacer de lo personal político sigue siendo más que necesario, imprescindible si nos situamos desde un posicionamento feminista radical. 

En ese sentido, queremos dejar claro que el trabajo que hemos venido desarrollando no consiste en pintar de violeta nuestra propuesta, la Renta Básica de las (personas) Iguales (en adelante, Rbis). Ni de incluir el ingrediente mujeres a la receta del pastel. No se trata (sólo) de que tengamos una mirada feminista de nuestra herramienta, sino que ella ha sido hasta hoy parte de nuestras vivencias personales y colectivas, de nuestras luchas contra la precarización de la vida. Del enfrentamiento a la feminización de la pobreza como forma de dominación y violencia estructural del heteropatriarcado capitalista. Ya en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado en la Asamblea de Paradas de Gasteiz y por la relación que tuvimos con los movimientos sociales en Alemania, y fundamentalmente el Movimiento Feminista autónomo, pasamos de las reivindicaciones orientadas al empleo a la reivindicaciones orientadas a la centralidad de la vida.

Empleo y Amor Romántico: única puerta de acceso a los recursos y los derechos.

Gran parte de la sociedad ve a toda persona sin empleo como alguien que no produce, por lo que automáticamente queda excluida del estatus de persona que se “gana la vida”, literalmente. Quien no produce, está excluida de esta sociedad. Pero no basta con estar empleado/a, es necesario que la producción esté considerada y reconocida por el mercado. De esta forma alguien que trabaja cosiendo, aún siendo de forma remunerada, un simple sastre o una simple costurera no es alguien a quien la sociedad considere un modelo a imitar. Curiosamente, este tipo de trabajos, artesanos a pequeña escala, suelen quedar reducidos al ámbito más privado, teniendo poca visibilidad pública. Es en el momento en el que suben de escala y se hacen “empresariado” cuando comienzan a tener estatus, apodando a esas personas como “emprendedoras” o empresarias de un sector. Es decir, no está excluida únicamente la persona que no está empleada sino quien no realiza una actividad ajustada a unos cánones establecidos desde la mirada capitalista. A la actividad y la escala es importante añadir  el lugar donde se realizan. Así no está igualmente considerado vivir o trabajar en una urbe que vivir o trabajar en el medio rural. De hecho podemos ver como la actividad campesina, empezando por el término, está absolutamente excluida socialmente. En esa actividad se reúnen el medio rural, con la pequeña escala lo que no la hace apta para el reconocimiento social.

En el acceso al empleo las mujeres estamos en una situación desigual. A pesar de tener una jornada completa en el trabajo[2] doméstico, esta actividad se considera “no contributiva” en el significado extenso de la palabra. Las mujeres no contribuímos a la sociedad, a pesar de producir y reproducir la vida. La heteropatriarcal división sexual del trabajo nos ha obligado a ocupar esas labores “no contributivas”, ahondando cada vez más, tanto en las mujeres, como en toda la sociedad en ese imaginario de personas secundarias. Si además tomamos como ejemplo el caso del campesinado en el que se suma pequeña escala, ámbito rural ( y privado en muchos casos)  y mujer,  la invisibilización es absoluta.

Pero, si decimos que el empleo es la única vía de acceso a derechos y se ha conseguido tras siglos de violencia física y estructural contra las mujeres, ¿Cuál ha sido vía de acceso a derechos para nosotras? Tener un hombre empleado al lado, a quien tener la devoción otorgada por el amor romántico como pilar incuestionable. Pero, con la mayor demanda de mano de obra, el capitalismo  ha ido “permitiendo” la inclusión de las mujeres en el mercado laboral, asegurando la perpetuidad del amor romántico y la división sexual del trabajo, ya que es todo ese trabajo “no contributivo” en el que sustenta toda la cadena de producción capitalista y el amor romántico el que asegura cierta “paz social”. La ruptura de todo ello rompería en añicos la calculadora capitalista.

Lo que define y caracteriza Renta Básica de las Iguales de “otras” RB y de lo que no es ni RB

Tal y como nos enseñaron las gentes del Seminario Taifa[3] entendemos la Rbis como una herramienta anticapitalista y antipatriarcal: “Como un instrumento para luchar contra este sistema de producción, este sistema de distribución, esta estructura de poder, este conjunto de valores, incluida la propiedad privada”, que será lo que vayamos desgranando a lo largo de este texto. Y por esta fundamentación también tenemos que aclarar que, propuestas de Renta Básica hay muchas, pero no hay que confundirlas con Ayudas de Emergencia Social (AES) o Rentas Mínimas (RM) como la RGI (Renta de Garantía de Ingresos de la CAV). Porque en el momento que se incumplen, en sus modelos de implantación, cualquiera de las características que explicaremos a continuación, dejamos de considerar que sean modelos de RB y mucho menos de Rbis.

Por este tipo de confusiones, personas y grupos feministas han criticado fuertemente la propuesta, críticas con las que estamos de acuerdo, ya que si la viabilidad de la RB la invalida como herramienta de lucha contra el heteropatriarcado capitalista, a nosotras tampoco nos sirve. Queremos cuerpos libres, vidas que merezcan ser vividas, que todas y cada una de las decisiones que tomamos sobre nuestras vidas no estén marcadas por el dinero y las relaciones de poder, sino por la interdependencia de los seres humanos y del planeta para el mantenimineto de la Vida en su conjunto.

Por lo tanto, la Rbis se define como el derecho que tiene cada persona, solamente por el hecho de nacer, a percibir una cuantía periódica para cubrir sus necesidades materiales. Lo que diferencia esta propuesta de otras de corte más reformista son las siguientes características[4] :

  •  INDIVIDUAL: no es la familia, sino la persona individualmente la titular del derecho. La persona como sujeta de la igualdad.

  •  UNIVERSAL: además de ser no contributiva, es para todas y cada una de las personas, sin ningún motivo de exclusión. Igualdad ante las condiciones.

  •  INCONDICIONAL: no está sujeta a la participación en el mercado de trabajo, ni tampoco el nivel de ingreso justifica ninguna discriminación. Igualdad ante las exigencias.

  •  CUANTÍA/EQUIDAD: la cantidad a percibir será equitativamente, la misma para todas las personas, con total independencia de la edad, género, condición física, psíquica o intelectual, ingresos, situación laboral o de cotización, procedencia o situación administrativa en el Estado español, etc. La cuantía mínima a percibir tendrá que ser igual o superior al 50% de la Renta per Cápita[5]. Igualdad ante la cuantía a percibir.

  • FONDO SOCIAL, ASIGNACIÓN Y PARTICIPACIÓN: De la cantidad total de la Rbis que recibirá cada persona, un 80% será percibido de forma directa y el 20% de la misma irá a constituir el Fondo de la Renta Básica (FRB), el cuál se dedicará a financiar los bienes y servicios públicos (sanidad, educación, vivienda, transporte, equipamientos y servicios para la atención de la infancia, la tercera edad o para personas con necesidad especiales, etc.) definidos y gestionados por la comunidad. A la hora de distribuir la parte del FRB destinado a la mejora de estos bienes y servicios, todas las personas tienen el mismo derecho a intervenir y decidir en el debate para tal asignación. Igualdad de participación y decisión.

    Además, en aras a ir ganando espacio al mercado para la satisfacción de nuestras necesidades y el fortalecimiento de la trama comunitaria que requiere cualquier proceso de transformación social radical, la propuesta de la Rbis prevé el incremento paulatino del porcentaje destinado al FRB. Es decir, que la cuantía destinada al fondo común (inicialmente, un 20%) debe tender al 100%, mientras que el porcentaje percibido por cada persona de forma directa (de partida, el 80%), deberá ir reduciéndose hasta tender al cero. Con ello estamos apostando por un proceso que nos permita ir generando las habilidades y condiciones para la satisfacción de necesidades por el conjunto de la comunidad haciendo que la economía de mercado deje de regular las relaciones sociales.

  • REFUNDICIÓN: el proceso de sustituir la mayoría de las prestaciones actuales, sometidas a la lógica de la contraprestación, el control y las trabas burocráticas, por la Rbis, acabará haciendo con que todas las personas disfruten uniformemente de este nuevo derecho de ciudadanía. Igualdad equitativa.

  • DESDE LA BASE SOCIAL: todo cambio social debe arrancar desde abajo. La  movilización para la consecución de la Rbis debe hacerse con la participación y la articulación de personas y movimientos sociales, de abajo para arriba, en una relación de igualdad. 

La Rbis como herramienta de autodefensa feminista

Por todo esto es que vemos en la Rbis una herramienta importante para el movimiento feminista. Por sí misma, de forma aislada, no transfomará la realidad, pero en la medida que construye autonomía en las mujeres y otras identidades minorizadas contribuye a que podamos pararnos y cuestionar todos los sistemas de dominación que nos oprimen.

Porque se trata de un instrumento para posibilitar la creación de relaciones y la restauración del tejido social perdido, rompiendo con el aislamiento, la culpabilización de las empobrecidas y la competitividad por unos empleos cada vez más escasos y precarios.

Se trata de una reivindicación para tensar la cuerda e ir superando la miseria de las rentas mínimas, incrementando cuantías, eliminando contraprestaciones y controles. Y de esa forma ir avanzando en dirección a un marco de auténticos derechos sociales. Generando condiciones para la transformación social, siempre desde la perspectiva de un proceso de suma de voluntades que incluya a quienes están llevando la peor parte en esta etapa del heteropatriarcado capitalista. Dejar de estigmar, invisibilizar y secuestrar vidas en aras del crecimiento económico que nos está llevando al colapso. Desmonetarizando paulatinamente la economía y las relaciones con el horizonte puesto en la riqueza comunal y en formas de organización social comunitarias. Para todas, todo. Bienes comunes, cuidados, afectos, placeres, saberes, cultura, participación.

En la medida en que los seres humanos somos interdependientes, hemos de ser conscientes de nuestros propios límites, así como los límites del planeta en que vivimos. Por ello, los cuidados tanto de las personas como del planeta han de ponerse como tareas básicas para la consecución de unas vidas que merezcan la pena ser vividas. Todo esto no será posible sin una mirada profundamente feminista que debe impregnar todos los movimientos que se llamen transformadores, como ha ocurrido en la propuesta de la Rbis.

Notas:
1.- Ana Hernando “EL PATRIARCADO COMO SISTEMA DE DOMINACIÓN”.
2.- Diferenciamos aquí trabajo, como toda actividad socialmente útil y empleo como toda actividad que genera beneficios para un tercero.
3.- Seminari d’economia crítica Taifa. http://seminaritaifa.org/
4.- Elaboración propia a partir de la descripción realizada por Iglesias, Sáez, García, García y Zafra, 2012
5.- Correspondiente a la mitad del PIB de un territorio, según datos de Eustat para 2012 “el nivel de PIB por habitante de Euskadi superó los 30.040 euros por persona”, es decir, la cantidad de Rbis para la CAV sería de 1251,66€ por persona

Artículo publicado en la revista Talaia de la Fundación IparHegoa del sindicato vasco LAB.

Descargar la revista: http://iparhegoa.eus/images/argitalpenak/talaia/talaia_03_tt.pdf

Etiquetas: