"Todo fue por las niñas", Alicia Alonso

Achegamos un texto da compañeira de Baladre Alicia Alonso que leva por título: "Todo fue por las niñas":

Mientras me estuvo insultando y pegando cuando llegaba a casa, sólo pensaba en ellas, dónde iríamos, que sería de nosotras, que pensaría la familia, donde quedarían tantos sueños creados y si realmente yo no valía nada, como él me decía, y si realmente me lo merecía y si... así que aguanté y aguanté hasta que pasaron dos años. Pero el día que puso la mano encima de la mayor que por aquel entonces tenía 12 años, fue cuando dije: “hasta aquí hemos llegado”. Bueno, realmente ni lo dije, ni lo pensé, fue verle agredirla y me abalancé a por él, como si un resorte hubiera saltado en mi interior. Claro que mis patadas y puñetazos poco hicieron frente a esa mole de carne que me parecíó ser de un monstruo. Esa vez nos salvaron las vecinas que se encargaron de aumentar el escándalo y llamar a la policía.

Recomenzar una vida con 4 hijas y sola, no es fácil. No pude estudiar más que el graduado escolar y aunque soy muy hábil para muchas cosas, eso por sí sólo no me abre muchas puertas. Tampoco las ayudas sociales llegaban, o faltaba un papel, o se había acabado el dinero, o tenía que realizar alguna contraprestación que mis responsabilidades de madre me lo impedía, o... siempre había algo y la ayuda no llegaba. Tampoco el padre de mis hijas pagaba la pensión de alimentos. Era bobada reclamársela judicialmente, todo lo que ganaba vendiendo coches robados no aparecía reflejado en ningún sitio y meterle en la cárcel no iba a facilitar recibir la pensión para las pequeñas, todo lo contrario, afuera podía dedicarse a algo y a veces, les daba algo, y dentro sólo se vería satisfecho mi deseo de venganza. Intenté trabajar de empleada de hogar pero preferían extranjeras, dicen que son más sumisas y que trabajan por menos. Yo conozco a algunas y hacen lo que sean por un trabajo que les va a permitir tener papeles en este país, a algunas les he oído contar historias muy tristes y al igual que yo, todo lo hacen y aguantan por sus hijas.

Los días pasaban y la angustia de qué llevar a la boca de tus hijas se hace cada día más grande, como un agujero negro que se va comiendo la esperanza y vomita incertidumbre, inseguridad, tensión y fracaso. Así que cuando aquel “amigo” me propuso hacer ese viaje a un barrio de Salamanca para traer un paquete que me iban a dar, no me lo pensé mucho. No me parecía difícil y tendría algo para llegar a fin de mes. Además si los “viajes” se repetían en el tiempo podría hasta comprarme un coche de segunda mano para hacer los viajes más seguros, que las estaciones de autobús son siempre muy inseguras para estas cosas, la policía siempre está allí al acecho. Recuerdo que la primera vez estaba hecha un manojo de nervios, no sé como conseguí llegar al lugar. Luego, con el tiempo, a todo te acostumbras, te familiarizas y lo vives como un trabajo como otro cualquiera. Cada vez que me asaltaba el miedo pensaba en las niñas y me venia de nuevo el coraje.

Así pasaron algunos años hasta aquel maldito día en que entró la policía en casa. Y ahí comenzó de nuevo para mi la pesadilla, aquella de la que por algunos años había conseguido despertar... pero eso te lo cuento otro día.

---

Fonte: http://www.ultimocero.com/blog/invisibles/todo-fue-por-las-ni%C3%B1as

Baladre

Nosotras las Personas

Asociación Contra a Exclusión Social Alambique

Renta Básica das iguais